El Ejército de Corea del Norte ha disparado este martes (noche del lunes en España) un misil en dirección al norte de Japón, según ha informado la cadena de televisión japonesa NHK que ha impactado finalmente en el mar, a unos 1.180 kilómetros al este de la isla japonesa de Hokkaido, la segunda más importante del país, según anunció el ministro portavoz del Ejecutivo, Yoshihide Suga, en rueda de prensa. Las autoridades señalaron que el misil se partió en tres y cayó al océano Pacífico.

Minutos antes, el Gobierno había alertado de que el misil había sobrevolado su territorio. El sistema de alertas gubernamental había advertido a los residentes en el norte del país de que tomasen precauciones ante el disparo de un proyectil, si bien la cadena de televisión pública japonesa ha asegurado que no hay signos de que haya daños. Las autoridades recomendaron, además, que se «contacte con la Policía o los Bomberos en caso de encontrar algo sospechoso».

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se reunirá de urgencia este martes para analizar este lanzamiento a petición de los gobiernos de Estados Unidos, Japón y Corea del Sur, que han instado al consejo a convocar un encuentro de carácter urgente tras el lanzamiento del misil que, según las autoridades japonesas, es de medio alcance.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, y el presidente estadounidense, Donald Trump, han llegado a un acuerdo este martes tras mantener una conversación telefónica para incrementar la presión sobre Pyongyang en un intento por frenar la amenaza en la región, que ha aumentado notablemente durante los últimos meses.

Corea del Norte no se ha pronunciado por el momento sobre el lanzamiento, que tiene lugar en un momento de tensión en la península de Corea. Justifica su escalada nuclear y militar por la necesidad de defenderse de lo que considera movimientos provocadores de Corea del Sur y Estados Unidos.

Las dos Coreas siguen técnicamente en guerra porque solamente firmaron un armisticio para cesar indefinidamente las hostilidades después de enfrentarse entre 1950 y 1953. Por su parte, la agencia surcoreana de noticias Yonhap ha informado de que el Ejército norcoreano habría lanzado un segundo misil hacia el mar del Este -conocido también como mar de Japón-.

La amenaza de Corea «no es un bluf»

El último misil balístico lanzado por Corea del Norte demuestra que la amenaza del régimen de Kim Jong Un de atacar el territorio estadounidense en la isla de Guam, en el océano Pacífico, «no es un bluf», ha indicado este martes el jefe de la Comisión de Asuntos Internacionales del Senado ruso, Konstantin Kosachev. «Pyongyang ha demostrado que sus amenazas contra la base militar de Estados Unidos en Guam no son un bluf», ha dicho el legislador ruso a través de las redes sociales.

Por su parte, China ha reclamado este martes contención a todas las partes y ha insistido en que todos los países implicados deben asumir su parte de responsabilidad por la inestabilidad en la península de Corea.