La líder de C’s en Cataluña, Inés Arrimadas, ha anunciado su intención de buscar un acuerdo con todos los partidos de la oposición para presentar una moción de censura con el único objetivo de convocar elecciones autonómicas y «dar la voz a los catalanes» y evitar la celebración del referéndum de independencia, después de que el Parlament aprobara la Ley del Referéndum con un pleno semivacío. «Tengo la obligación como líder de la oposición de intentar evitar el choque de trenes, agotar todas las vías políticas democráticas» ha añadido la líder naranja.

En una comparecencia posterior al pleno en el Parlament, Arrimadas ha reconocido que los grupos de la oposición no tienen mayoría suficiente para sacar adelante esa iniciativa, pero se ha mostrado confiada en recabar apoyos «individuales» entre los diputados de JxS. «Soy consciente de que necesitamos más votos de los que tiene la oposición pero creo que en Junts pel Sí también hay personas que no están cómodas con la deriva del govern y lo que está sucediendo en el Parlament».

C’s necesitará recabar apoyos primero para presentar la petición de moción de censura, que requiere un mínimo de 27 diputados -C’s cuenta con 25 escaños-. «Espero encontrar con los apoyos necesarios para presentarla» ha apuntado Arrimadas, que se ha comprometido ha hacer «todos los esfuerzos» después para recabar los votos necesarios para ganarla.

«No es fácil pero no es imposible, lucharé hasta el último momento» ha asegurado Arrimadas tras apuntar que «a pesar de las discrepancias políticas podemos ponernos de acuerdo en que es necesario evitar más confrontación social y el choque institucional».

Solución política

«Aquellos que piden soluciones políticas y critican la judicialización de la política, esto es una solución política que pone las urnas pero con garantías para todos los catalanes» ha añadido Arrimadas, que ha definido la jornada vivida en la Cámara catalana como «un día triste para todos los que confiamos en la democracia, en el que se nos ha negado derechos a los parlamentarios».

«No hemos estado en la votación de algo q pisotea todos los derechos y supera todos los limites» ha señalado Arrimadas tras denunciar una vez más la actuación de la presidencia del Parlament durante la tramitación de la Ley del Referéndum.

El objetivo no es otro, ha insistido una y otra vez, que convocar elecciones «para dar la palabra a los catalanes, para que podamos elegir con garantías un nuevo gobierno» y ofrecer así «una salida política, legal, para dar la voz a los catalanes y evitar el choque de trenes».