La actual secretaria general del PSOE-M y alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, ha decidido renunciar a presentar su candidatura a la reelección y se integrará en la del portavoz adjunto del PSOE en la Asamblea, José Manuel Franco, que parte como favorito para ser el nuevo líder de la formación socialista en Madrid.

Fuentes socialistas han confirmado a Europa Press esta decisión que viene gestándose en los últimos días, cuando no han cesado las conversaciones telefónicas y los encuentros para tratar de alcanzar un acuerdo entre el equipo de Hernández y el de Franco, próximo al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez –fue su responsable de campaña de las primarias en Madrid–.

De hecho, Hernández era la única aspirante que había mostrado su intención de presentarse y que no había acudido a la sede de los socialistas madrileños, en la calle Buen Suceso, a oficializar la precandidatura en el proceso de primarias, que arrancó el pasado martes y que concluye este mismo jueves. Está previsto que Hernández ofrezca en las próximas horas una rueda de prensa.

Hernández ha apurado hasta el último minuto porque, según las mismas fuentes, su intención era negociar una salida para parte de su equipo, como es el caso del actual secretario de Organización, Enrique Rico. Ella, por su parte, se centraría en su papel en Getafe, donde aspira a repetir como candidata a la Alcaldía.

Con la retirada de Hernández, ya hay cinco socialistas que han registrado ya su precandidatura –ahora toca la presentación de avales–. Además de Franco, están el alcalde de Soto del Real y diputado, Juan Lobato; Eusebio González Jabonero, cercano al ex secretario general del PSM Tomás Gómez; el crítico Enrique del Olmo, líder de la plataforma Gana Madrid y Manuel Lucas, edil del PSOE en Valdaracete.