Osama Bin Laden en Tora Bora

Osama Bin Laden en Tora Bora en una foto de 1996

PolíticaCUEVAS DE TORA BORA

Tora Bora, de Bin Laden al ISIS

Las Spin Ghar, las Montañas Blancas, se extienden a lo largo de más de 160 kilómetros justo antes de que la cordillera del Himalaya empiece a levantarse. Los picos de esta cadena marcan la frontera entre Afganistán y Pakistán. No son muy altos, aunque la cumbre del Sikaram, con sus 4.760 metros, se presenta como un muro de nieve sobre los valles y cuevas de su alrededor. Estas son tan profundas que han recibido el nombre de cuevas negras, o Tora Bora en idioma pastún.

Tarde noche del 2 de diciembre de 2001. Han pasado casi tres meses desde los atentados del 11-S en Nueva York y Estados Unidos lleva dos combatiendo en Afganistán. El Secretario de Defensa Donald Rumsfeld es el invitado del programa Meet The Press, de la cadena NBC. La caza de Bin Laden tiene al mundo en suspenso. Hay miedo porque la lucha contra el terrorismo islámico pueda llevar a más atentados y a un choque de religiones. El periodista Tim Russell enseña a Rumsfeld una reconstrucción de la “fortaleza subterránea de Tora Bora”, el último refugio del líder de Al Qaeda. Túneles y escaleras excavadas en el interior de la montaña. Puertas de hierro, oficinas y depósitos de armas. Salidas secretas custodiadas por muyahidines. Una mezquita, un hospital, un sistema de ventilación y una central hidroeléctrica. Donald Rumsfeld confirma que no es el único refugio subterráneo: hay muchos búnkers que están siendo utilizados como escondite.

 

La 'fortaleza' de Bin Laden a Tora Bora

La ‘fortaleza’ de Bin Laden en Tora Bora The Times

Dos semanas después de aquella entrevista de Donald Rumsfeld, el 17 de diciembre, las fuerzas especiales americanas llegaron a Tora Bora. No encuentran nada que se parezca a la misteriosa fortaleza. Después de veinte días de ataques aéreos, sobre la región han caído tantas bombas que los marines tienen que dinamitar masas de escombros para entrar en los refugios de Al Qaeda. Angostas, sucias, llenas de desechos y proyectiles de kalashnikov, el sistema de búnkers construido en los años 80 para combatir a los soviéticos sólo tiene lo más básico. Del terrorista más buscado “vivo o muerto” no hay rastro.

“Podíamos ver su campamento con los prismáticos”, escribió el capitán Fury, comandante de la Delta Force, en su libro Matar a Bin Laden, donde reconstruye el cerco tendido por las tropas de élite de EEUU. “Los señores de la guerra afganos que nos acompañaban en la caza a Bin Laden nos traicionaron y se fueron. El Pentágono denegó el envío de unidades de apoyo. Perdimos un tiempo precioso y los terroristas consiguieron escapar. La operación fracasó”. El 14 de diciembre de 2001 se interceptó un último mensaje registrado del jeque. Nunca EEUU volverá a estar tan cerca de Bin Laden hasta la noche en la que fue abatido en la casa de Abbottabad, en el norte de Pakistán, a casi doscientos kilómetros de Tora Bora.

En Tora Bora siguen las hostilidades entre los talibanes, el ISIS y las fuerzas gubernamentales

Cuando el grueso del ejército llegó a Tora Bora, se empezó a revisar cueva tras cueva, pero se quedaron sólo el tiempo estrictamente necesario. En 2005, Estados Unidos había empezado a retirar sus tropas de Afganistán para concentrarse en Irak. En Tora Bora quedaban apenas unos 50 soldados. El miedo de la población local, que temía una vuelta del caos, se reveló certero. Los talibanes ocuparon de nuevo la zona en cuanto los americanos replegaron sus últimas unidades.

Quince años después, la paz todavía no ha llegado a Tora Bora. El pasado julio, con un mensaje en pastún emitido por Radio Kaliphate, la rama del ISIS en la región del Jorasán, anunció la conquista del refugio de Bin Laden. Tardó pocos días en perderlo y hoy sigue peleando por recuperarlo.

En 2014, enviados del ISIS se desplazaron a la zona tribal en la frontera entre Pakistán y Afganistán para estrechar lazos con los grupos armados locales. En enero de 2015, el portavoz de Estado Islámico anunciaba el nacimiento del Wilayat Khorasan, la provincia del Korasan. Según Al Jazeera, uno de los planes de supervivencia del ISIS consistiría en replegarse en Asia Central después de la caída del Califato.

Pero la conquista de Tora Bora no fue una decisión simbólica, sino más bien táctica. Los túneles que escondieron a los combatientes de Al Qaeda servían ahora al ISIS, que había perdido su infraestructura en las montañas de Paquistán tras ser destruida por la Madre de Todas la Bombas (MOAB). La bomba de 9,5 toneladas fue arrojada por la aviación de Estados Unidos el pasado 13 de abril.

La ocupación del Estado Islámico en Tora Bora no duró mucho. Tardaron dos años en arrebatársela a los talibanes y apenas cuatro días en perderla. El 17 de julio el ejército afgano lanzó una ofensiva con un comando aerotransportado. La resistencia del ISIS fue mínima. Por primera vez la bandera del gobierno oficial de Kabul ondeaba sobre las ruinas del feudo de Bin Laden. Pero ni siquiera esta vez sería la definitiva. En la región siguen los choques entre milicias del ISIS, de los talibanes y del ejército afgano.

La vida desconocida de Osama

¿Cómo fue verdaderamente la vida de Bin Laden en las cuevas de Tora Bora? Antes de la invasión estadounidense no era frecuente verle por ahí. Se movía entre Kabul, Milawa, Jalalabad y otros emplazamientos de Al Qaeda situados en el área tribal cerca de la frontera con Paquistán.

En toda su vida Bin Laden concedió cinco entrevistas a medios occidentales. La primera, en 1993, al famoso periodista Robert Fisk. “El guerrero antisoviético que ha puesto su ejército en el camino de la paz”, se titulaba. Fisk volvió a encontrarse con Bin Laden en 1997. Por aquel entonces ya había declarado la yihad contra Estados Unidos y Occidente. En marzo de aquel mismo año el líder de Al Qaeda dio su primera entrevista en vídeo a Peter Arnett, el periodista estrella de la CNN que había sido corresponsal en la Guerra de Kuwait.

Aquella entrevista, según Arnett, tuvo lugar en Tora Bora. El reportero lo afirma con seguridad aunque no puede demostrarlo: llegó al encuentro con los ojos vendados. En el vídeo Bin Laden aparece sentado en el suelo sobre una alfombra verde, con el fusil apoyado en una pared pelada. En 2015 se publicaron más de veinte fotos inéditas sobre la vida del terrorista en las cuevas de Tora Bora. Fueron tomadas en 1996 por el periodista palestino Abdel Barrí Atwan durante una visita a los campos de Al Qaeda. Se ven casas con ladrillos de adobe.

En 2015 aparecieron fotos inéditas de Bin Laden en Tora Bora

El cuarto de Bin Laden tenía el techo de madera y paredes rematadas con cal, donde había una cama apoyada sobre una librería llena de textos religiosos. Este fue el escenario de muchos de sus mensajes. En otra instantánea aparece sentado delante de una cortina con el director británico Gwynne Roberts. Junto a ellos, está también Abu Khalid Al Suri. Casado con una española e involucrado en los atentados del 11-M, Al-Suri fue la correa de transmisión del jeque del terror en Europa antes de morir en un ataque suicida en Alepo en 2014.

Llama la atención que en las fotos no aparezca el egipcio Ayman Al Zawahiri, su brazo derecho. Se conocieron en los ochenta luchando contra los soviéticos. Bin Laden tenía un ejército y Al Zawahiri tenía la idea de la yihad. Se separaron en diciembre de 2001 para escapar del cerco de los estadounidenses. Ambos se refugiaron en Paquistán, pero tomaron direcciones diferentes. La casa de Abbottabad donde Bin Laden fue encontrado y abatido por un comando de los Navy Seals distaba apenas 200 kilómetros desde las cuevas de Tora Bora. Nadie sabe dónde se encuentra ahora Al Zawahiri, el nuevo jefe de Al Qaeda.


Para saber más:
Dalton Fury Kill Bin Laden: A Delta Force Commander’s Account of the Hunt for the World’s Most Wanted Man 2007
Lawrence Wright The Looming Tower: Al-Qaeda and the Road to 9/11 2007
Ali Soufan The Black Banners: The Inside Story of 9/11 and the War Against al-Qaeda 2011
Peter Bergen Manhunt: The Ten-Year Search for Bin Laden from 9/11 to Abbottabad 2013
Ali Soufan Anatomy of terror:From the Death of bin Laden to the Rise of the Islamic State 2017
Lawrence Wright The Terror Years: From al-Qaeda to the Islamic State 2017

logo
Tora Bora, de Bin Laden al ISIS