El secretario judicial ha conseguido acceder a la sede de Unipost de Terrasa, Barcelona, después de que cientos de manifestantes impidieran su entrada al recinto. Han sido los Mossos los que han desalojado a los manifestantes y han permitido a la comitiva judicial acceder.

El juez de guardia del municipio barcelonés ha autorizado a la Guardia Civil a intervenir los sobres, con logotipo de la Generalitat, que se han localizado en el registro de la empresa Unipost de la población para comprobar si, como se sospecha, contienen tarjetas censales.

En un auto, el titular del juzgado de instrucción número 3 de Terrassa ha acordado intervenir la totalidad de los sobres incautados en la empresa y abrir uno de ellos, ante los indicios de que el responsable de la compañía podría ser “cooperador necesario de un delito de malversación de caudales públicos” vinculado a la organización del referéndum.

El juez de guardia de Terrasa ha autorizado a la Guardia Civil a intervenir los sobres, con logotipo de la Generalitat

En este contexto, un centenar de personas se han concentrado a las puertas de la empresa Unipost para tratar de impedir que el secretario judicial pueda acceder con el fin de entregar la orden de incautación y apertura de los sobres, lo que ha generado momentos de tensión que han llevado al secretario judicial a no salir de su coche por motivos de seguridad. Los Mossos están intentando que la comitiva judicial acceda a Unipost, a la espera de si se debe practicar un desalojo de la vía pública.

Agentes de la Guardia Civil han irrumpido a primera hora de esta mañana en la sede de la empresa de mensajería y a lo largo del día han estado registrando sus instalaciones, donde han encontrado una “ingente cantidad” de sobres con el logotipo de la Generalitat que se cree podrían contener las tarjetas censales necesarias para celebrar el referéndum del 1 de octubre, según sostiene el juez en su auto.

Ante ese hallazgo, la Fiscalía de Terrassa (Barcelona) ha pedido entonces al juzgado de guardia de la población que ordenara la intervención y apertura de los sobres localizados en la empresa, ante los indicios de que los responsables de Unipost podrían estar colaborando con los delitos de desobediencia, prevaricación y malversación por colaborar con la organización del 1-O.

Para el magistrado, del oficio que ha aportado la Fiscalía detallando el hallazgo de la Guardia Civil se desprenden “claros indicios” de la posible participación de los responsables de Unipost en el delito de malversación de caudales públicos. Por ese motivo, el magistrado autoriza la intervención de la totalidad de los sobres hallados y la apertura de uno de ellos, localizados en la sede a la mercantil Unipost.

El juez ordena que la apertura del sobre se lleve a cabo a lo largo del día de hoy en las dependencias judiciales, ante el secretario judicial, la Fiscalía y el propio magistrado, en presencia de los agentes de la Guarda Civil y de un representante de Unipost.