La consellera de Enseñanza de la Generalitat, Clara Ponsatí, ha asegurado que el referéndum del 1 de octubre se celebrará: «Las urnas estarán y la gente las encontrará cerca de casa», y ha insistido en que cumplirán con las garantías democráticas.

En una entrevista en Rac1 ha lamentado que el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, haya enviado una carta a los directores de los centros educativos: «No es nadie para escribir a los directores e insulta a su dignidad personal».

Ponsatí ha afirmado que no se ha dado ni se dará ninguna instrucción a las direcciones de los centros educativos para que cedan las llaves o los códigos de acceso, ya que el Govern «tiene las llaves de todos los centros».

Preguntada sobre la posibilidad de que se produzcan incidentes en el 1-O, ha expresado que no habrá ningún incidente «si no es que lo provoca una agresión autoritaria», y ha asegurado que hay una amenaza por parte del Gobierno, la policía y parte de la judicatura.

«Estamos en una situación difícil. El referéndum no se llevará a cabo en condiciones de tranquilidad», ha observado, y ha insistido en que muchos centros concertados que nunca habían sido sede electoral han pedido estar en las listas de centros en los que se podrá votar el 1-O.

Este sábado el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha difundido un nuevo enlace de internet para consultar dónde puede votar cada catalán en el referéndum del 1 de octubre.