Un grupo de ultras ha rodeado el pabellón Siglo XXI de Zaragoza donde se celebraba la asamblea organizada Podemos.  La tensión ha crecido a lo largo de la mañana al ir en aumento el número de manifestantes que se han ido congregando en los alrededores, lo que ha llevado a las fuerzas de seguridad a restringir las entradas y salidas del recinto.

Durante la Asamblea, grupos de gente se han ido concentrando en las puertas del recinto para mostrar su rechazo a la celebración del acto y al proceso independentista en Cataluña, y han mostrado banderas nacionales con el escudo constitucional y han increpado a algunos participantes.

Sin embargo, mientras avanzaba la mañana y se iban sucediendo las intervenciones (estructurada en bloques) de las decenas de cargos públicos y parlamentarios de Unidos Podemos, la concentración de manifestantes con banderas de España ha ido ganando en tamaño.

Poco después, la presidenta de las Cortes de Aragón, Violeta Barba, ha salido del recinto para pedir a los agentes que reforzasen la seguridad, momento en el que un manifestante le ha lanzado una botella de plástico que le ha golpeado en el pecho, aunque fuentes de Podemos han informado de que la diputada se encuentra bien.

Alrededor de las 12.00 horas, los responsables de seguridad del pabellón, en el que durante toda la mañana ha estado presente el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, han restringido las entradas y salidas del recinto tanto a los cargos de Unidos Podemos como a los periodistas acreditados para dar información de esta asamblea, dedicada íntegramente a la situación actual de Cataluña.

Fuentes municipales han indicado a Efe que, a tenor de los acontecimientos y de la creciente asistencia de manifestantes, se ha solicitado refuerzo policial a la Delegación del Gobierno para garantizar la seguridad de los presentes.

Todos los asistentes al acto han aguardado hasta pasadas las 15.00 horas para salir juntos, escoltados por agentes uniformados, mientras algunos de los concentrados en el exterior han increpado al alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, y a otros participantes, que han respondido gritando «democracia».

La Delegación del Gobierno, por su parte, ha señalado que la presencia policial se está ajustando a las circunstancias, siempre según lo previsto. Los propios intervinientes de Unidos Podemos, desde media mañana, han comenzado a lanzar algunos comentarios sobre la concentración de fuera. Y determinadas formaciones, especialmente las catalanas, han ironizado con esa supuesta escasa presencia policial al indicar que están desplazándose a Cataluña.

La presidenta de las Cortes de Aragón, agredida

Uno de los manifestantes ha lanzado una botella a la presidenta de las Cortes de Aragón, Violeta Barba. Según han informado fuentes de Podemos-Aragón, la parlamentaria ha salido del interior del recinto para pedir a la Policía Nacional que mandasen más efectivos a la zona para proteger de los manifestantes a las personas que se encuentran en la Asamblea. En este momento, alguien le ha lanzado una botella de medio litro de «plástico duro y llena», le ha dado en el pecho pero «se encuentra bien».

Por el momento, se desconoce si Violeta Barba va a interponer denuncia por los hechos. «La prioridad es garantizar la seguridad de todos los que están dentro del recinto», han indicado las mismas fuentes.

Críticas de Colau y Pedro Sánchez

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha exigido explicaciones al Gobierno del PP sobre «por qué desprotege a cientos de cargos electos mientras tiene miles de policías parados en el Puerto de Barcelona».

La impulsora de CatComú lo ha dicho en apuntes en Twitter recogidos por Europa Press ante los enfrentamientos de manifestantes contra asistentes a la asamblea de cargos electos que ha organizado Podemos en Zaragoza, en la que ha participado antes de volver a Barcelona para asistir a su fiesta mayor, la Mercè.

Ha expresado su apoyo a la presidenta de las Cortes de Aragón, Violeta Barba, que ha recibido un golpe de una botella lanzada por manifestantes, y ha criticado: «Hay quienes, a falta de argumentos, utilizan la violencia contra quienes defienden el diálogo».

Por su parte, Pedro Sánchez ha publicado su apoyo a Violeta Barba y ha afrimado que «la violencia nunca es el camino».