El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha instado hoy a la sociedad catalana a no participar en el referéndum convocado para mañana y en el que está en juego «el retroceso de la democracia». Ha alertado de que «podemos perder más de lo que algunos creen que podemos ganar». Durante su intervención en el 8° Congreso del PSE que este fin de semana reelegirá a Idoia Mendia en Bilbao, Sánchez ha dedicado buena parte de su intervención a culpar al PP del escenario que hoy se vive en Cataluña y que mañana registrará su momento de mayor tensión con la celebración del referéndum. Sánchez ha justificado su respaldo al Gobierno del PP en la gestión de la crisis catalana por erigirse en defensor de un Estado, «por eso estamos con el Gobierno, por la defensa del Estado, somos una oposición de Estado».

Acto seguido ha recriminado al Rajoy de que su política para resolver el conflicto catalán se base únicamente en la ejecución escrupulosa de la ley «siendo así, gobernarían los jueces» y olvidarse de hacer política y haber estado «seis años de brazos cruzados». Ha reprobado el modo en el que algunos han llegado hasta el 1-O, «no existe una democracia unilateral, una democracia a la carta». Ha subrayado que el socialismo y los ciudadanos «con sentido común» no pueden participar mañana en una consulta «que no es democrática y que fractura la sociedad».

Sánchez recuerda que «no existe una democracia unilateral, una democracia a la carta»

El líder del PSOE ha asegurado que el escenario que mañana llevará al momento de mayor tensión en la sociedad española desde hace décadas «nunca se hubiese dado si gobernáramos los socialistas» porque el socialismo ha demostrado, ha dicho, «que sabemos gobernar la la diversidad de este país». Ha recordado que cuando Zapatero abandonó el poder el independentismo en Cataluña rondaba el 15% y hoy «está en el 40%»:» En la diversidad también nos diferenciamos del PP, no intentamos enfrentar territorios».

En su intervención ha arremetido contra los dirigentes de, PP y de las formaciones nacionalistas en Cataluña, «el problema de Cataluña y España son sus gobernantes, que dividen y buscan un puñado de votos». En este punto ha subrayado la paradoja que supone que en el procés se busque alcanzar una república catalana «vulneren el principal principio del republicanismo que es el imperio de la ley». Se ha referido al 2 de octubre como la verdadera «jornada de reflexión» y ha reiterado que «la única victoria será el acuerdo»:»En Cataluña han sobrado reproches, desplantes y silencios y ha faltado política y generosidad».

En el último tramo de su intervención Sánchez ha avanzado que el PSOE impulsará una ley de Igualdad entre hombres y mujeres en el ámbito laboral, así como una ley de Eutanasia, la derogación de la reforma laboral del PP y medidas de reforma educativa y acciones en favor de un verdadero Estado laico.

Iceta, quieren un referéndum de «vencedores y vencidos»

Previamente ha i tervenido el secretario general del PSC, Miquel Iceta, quien ha llamado a los catalanes a no acudir a votar mañana “para no dar valor” al referéndum, “un valor que no tiene no sólo porque es ilegal sino porque pretende deshacer un empate por la mínima”. Iceta ha denunciado que los impulsores del 1-O aspiren a un referéndum con ”vencedores y vencidos, con ganadores y perdedores”.

Ha arremetido contra la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau por anunciar que finalmente acudirá a votar y que lo hará en blanco, “cuando lo que se pregunta no es para votaren blanco”. Ha subrayado la incongruencia que supone acudir a expresar el voto en una consulta que no se comparte y que será utilizada para una declaración unilateral de independencia. Iceta ha apuntado que lo que suceda mañana no se puede definir como referéndum democrático, “que no loes”. Ha criticado a Oriol Junqueras por asegurar que votar mañana supondrá hacer caer a Rajoy, “es mentira, dejen de engañar”, ha afirmado para recordar después que gracias a Esquerra y PdeCat Rajoy es hoy presidente del Gobierno.

El dirigente catalán ha apelado a seguir el ejemplo del socialismo vasco ante la amenaza y la coacción sufrida durante décadas. “Ganasteis una batalla por la convivencia y la libertad, no consiguieron callar vuestra voz, sois un ejemplo para todos los catalanes”, ha apuntado. Tras recordar a los cargos socialistas vascos asesinados por ETA, Iceta ha señalado que cuando ahora se les coacciona él recuerda que lo que sucede en Cataluña “no es nada comparado con lo que había que sufrir, luchar y llorar en el País Vasco”. Ha añadido que Cataluña “mira a Euskadi para encontrar la solución y el camino”.

Por último, ha reiterado la apuesta por una España federal y plurinacional que ya recogía el PSOE en el ‘Acuerdo de Granada’. Para Iceta las naciones deben ser reconocidas como un sentimiento que comparten en grados diversos por una comunidad”.

Junto a Sánchez e Iceta también han intervenido los secretarios generales en Euskadi de CCOO y UGT, Loli García y Raúl Arza, respectivamente.

El 8° Congreso del PSE, al que asisten 403 delegados, continuará por la tarde con una mesa redonda titulada “El final de ETA, la aportación socialista a la consecución de la paz”. En ella intervendrá el ex presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero junto al ex ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, el ex lehendakari Patxi López y el expresidente del PSE, Jesús Eguiguren. En la misma abordarán el papel jugado por el socialismo y en particular por el PSE en el final del terrorismo, uno de los logros que el Gobierno que lideró López en Euskadi siempre ha enarbolado como el más relevante de su mandato.

Idoia Mendia se presenta como única candidatura a la secretaría general del PSE. Su reelección se produce después de un primer mandato por la recuperación del papel del socialismo vasco tras la salida del Ejecutivo vasco y obtener los peores resultados en la historia del PSE. El acercamiento al PNV iniciado la pasada legislatura ha continuado en este mandato del Gobierno de Urkullu con la entrada del PSE como socio. La coalición PNV-PSE se ha extendido además a las tres diputaciones forales y a los tres ayuntamientos de las capitales vascas.