El Independiente

Colau pide a la UE que ampare una “mesa multinivel” y se ofrece a participar en ella

Referéndum 1-O: Colau y Puigdemont, en la Diada.

Ada Colau persiste en su apuesta por internacionalizar el asunto catalán. La alcaldesa de Barcelona se ha reunido este jueves con una treintena de cónsules de distintos países en Barcelona y les ha trasladado una propuesta de conformar una mesa “multinivel” que reúna a actores de distintos ámbitos como representantes europeos o de la sociedad civil, con el objetivo de “facilitar el diálogo” entre Gobierno central y la Generalitat. Colau ha exigido a la Unión Europea que se pronuncie sobre el asunto y dé “amparo” a esta iniciativa. En este sentido, ha hecho un llamamiento a representantes europeos e instituciones para participar, y se ha ofrecido como participante en esa propuesta.

“La Unión Europea debería ser activa y facilitar ese espacio de diálogo”, ha pedido la alcaldesa de Barcelona, que proyectado su medida como una mesa que “facilite el diálogo bajo el amparo europeo”. La respuesta de sus interlocutores internacionales, según ha explicado Colau en rueda de prensa, ha sido ambigua: “Los representantes me han dicho que formalmente no pueden opinar sobre cuestiones internas de los estados, pero también que reciben nuestra propuesta y la trasladarán para que se pueda valorar”, ha resumido.

La alcaldesa ha admitido la “confusión” respecto a la “mediación”, el término utilizado por hace apenas 24 horas por Podemos para pedir diálogo entre Gobierno y Generalitat. En este punto, Colau ha reconocido que la expresión es técnicamente errónea: “Los técnicos en mediación dicen que solo es posible si las dos partes la solicitan, y en la escalada de tensión no se dan esas condiciones”, ha destacado la alcaldesa, después de que el Gobierno central rechazara directamente la propuesta de Pablo Iglesias de mediación. Mariano Rajoy adujo que no se puede hablar con quien plantea un “chantaje moral tan brutal”.

“No hablemos de mediación”, ha rectificado la alcaldesa, antes de definir su propuesta como una “task force multinivel que sirva como plataforma de diálogo”. “Multinivel porque no es entre dos actores confrontados sino que pueden estar mas instituciones”, ha señalado. “Si las Alcaldías de Madrid y Barcelona somos útiles podemos estar, pero también puede haber expertos internacionales, mediadores profesionales, europarlamentarios…”. De esta forma, sortean el error que han cometido hasta ahora y piden un formato distinto en el que incluyen a más actores y que “de alguna manera esté bajo al paraguas de la UE”.

Rechaza la DUI por la “represión” del Estado

Colau se ha mostrado en contra de la “vía unilateral” propuesta en la Ley de Transitoriedad para declarar la independencia. Un hecho que podría producirse el próximo lunes en el pleno convocado por Carme Forcadell. La justificación para no apoyar esta supuesta Declaración Unilateral de Independencia recae sin embargo sobre el Estado: “No creemos que vaya a ser eficaz, sí puede complicar la situación en la medida que el Estado solo va a responder a la vía unilateral con más represión. Necesitamos una desescalada de tensión”, ha zanjado la alcaldesa.

La dirigente, una de las alcaldesas del cambio, ha criticado duramente la actuación policial durante la jornada del referéndum y ha cargado gran parte de la responsabilidad en el Gobierno central. “El 1-O fue un punto de inflexión. Al margen del referéndum, vimos vulnerados los derechos de los ciudadanos con una intervención policial que no es normal en democracia. Esto ha dejado de ser una cuestión catalana o española una vez se vulneran derechos, y ya tiene dimensión internacional “, ha apuntado, como razón para llevar la situación a un nivel europeo.

Outbrain