PolíticaDESAFÍO INDEPENDENTISTA

La Guardia Civil atribuye a Jordi&Jordi el mismo nivel de decisión que a Puigdemont

Los investigadores sitúan a los líderes de la ANC y Òmnium en el comité encargado de diseñar el plan para lograr la independencia de Cataluña y en una "posición decisoria similar" a la del presidente de la Generalitat y a la de Oriol Junqueras

logo
La Guardia Civil atribuye a Jordi&Jordi el mismo nivel de decisión que a Puigdemont
Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, presidentes de la ANC y Òmnium Cultural, respectivamente.

Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, presidentes de la ANC y Òmnium Cultural, respectivamente. EUROPA PRESS

Resumen:

La Guardia Civil atribuye a Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, líderes de las dos asociaciones soberanistas (Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural), el mismo nivel de decisión que al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y al número dos del Gobierno catalán, Oriol Junqueras.

Así se detalla en un atestado aportado al Juzgado Central de Instrucción 3 de la Audiencia Nacional, que investiga a Sánchez, Cuixart y a los mandos de los Mossos d’Esquadra Josep Lluis Trapero (mayor del cuerpo) y Teresa Laplana (intendente) por la posible comisión de un delito de sedición.

Sánchez y Cuixart forman parte del denominado ‘comité estratégico’, encargado de diseñar el plan para la consecución de la independencia de Cataluña.

Los investigadores otorgan a los líderes de la ANC y Òmnium un papel trascendental a la hora de movilizar a los partidarios del referéndum para impedir la salida de la Guardia Civil y de la Administración de Justicia tras el registro en la Consejería de Economía y Hacienda el pasado 20 de septiembre.

La Guardia Civil atribuye a Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, líderes de las dos principales asociaciones soberanistas (Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural), el mismo nivel de decisión que al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y al número dos del Gobierno catalán, Oriol Junqueras, en el diseño del plan para lograr la independencia de Cataluña.

Así lo detalla la Unidad de Policía Judicial de la VII Zona de la Guardia Civil (Cataluña) en un informe de 181 páginas aportado al Juzgado Central de Instrucción 3 de la Audiencia Nacional, que investiga a Sánchez, Cuixart y a los mandos de los Mossos d’Esquadra Josep Lluis Trapero (mayor del cuerpo) y Teresa Laplana (intendente) por la posible comisión de un delito de sedición. Éste se habría cometido por el acoso sufrido por los guardias civiles y los funcionarios de la Administración de Justicia que registraron la Consejería de Economía y Hacienda de la Generalitat el pasado 20 de septiembre por orden del Juzgado de Instrucción 13 de Barcelona y que incluyó la detención de 14 altos cargos del Gobierno autonómico.

Jordi Sánchez y Jordi Cuixart forman parte del denominado ‘comité estratégico’, un órgano en el que participan Puigdemont, Junqueras, representantes de otras entidades soberanistas, directores de oficinas de desarrollo del autogobierno, presidentes y secretarios generales de partidos políticos secesionistas y representantes independientes de prestigio social. Sánchez y Cuixart “se encuentran en una posición decisoria similar” a las del presidente y el vicepresidente de la Generalitat, resaltan los agentes.

Extracto del atestado de la Guardia Civil.

Extracto del atestado de la Guardia Civil en el que se resalta la capacidad decisoria de Sánchez y Cuixart.

La existencia de este ‘comité estratégico’ se detalla en uno de los documentos incautados el pasado día 20 en la vivienda barcelonesa de Josep María Jové -secretario general de Vicepresidencia, Economía y Hacienda- denominado EnfoCATs, reenfocando el proceso de independencia para un resultado exitoso y que constituye la ‘hoja de ruta’ que está siguiendo a rajatabla el movimiento secesionista.

Por la “importancia” del documento, la Guardia Civil lo aporta tanto a la causa que dirige la magistrada de la Audiencia Nacional Carmen Lamela como a la que investiga el Juzgado de Instrucción 13 de Barcelona por la posible comisión de delitos de prevaricación, desobediencia, malversación de caudales públicos y sedición.

Éste es uno de los dos comités diseñados en el plan pergeñado por los soberanistas para lograr la independencia de Cataluña junto con el ‘comité ejecutivo’, que lidera el día a día de la ejecución del plan diseñado por el ‘comité estratégico’ y que integran los secretarios generales de Presidencia y Vicepresidencia (el propio Jové), los directores de las oficinas de desarrollo del autogobierno, profesionales y expertos en cada uno de los ámbitos funcionales del proyecto y consejeros o secretarios generales ad hoc según las temáticas a tratar.

Sánchez y Cuixart integran el ‘comité ejecutivo’, encargado del plan diseñado para que Cataluña logre la independencia

Estos comités “trabajarán bajo un marco legal necesario para llevar a cabo la desconexión, en el que se encuentran principalmente las leyes de convocatoria del referéndum de autodeterminación y la de transitoriedad jurídica y en cuya redacción habrían jugado un papel estelar los destacados profesionales del Derecho Carlos Viver Pi i Sunyer y Santiago Vidal Marsal”, expone la Guardia Civil.

En su informe, los agentes deslindan las funciones que cada actor interpreta en esta obra con la pretendida independencia como final. Así, recalcan que mientras que los líderes de la ANC y Òmnium Cultural se emplean en el “diseño estratégico”, el mayor de los Mossos “lo haría en la ejecución de ese plan”.

“Y no es un dato baladí si tenemos en cuenta que, durante el registro del 20 de septiembre, Jordi Sánchez comunicó a uno de los oficiales de la Guardia Civil que estaba en contacto con el major de los Mossos por si quería hablar con él y tampoco si consideramos que el plan perdura en el tiempo hasta el referéndum del 1 de octubre, cuando el cuerpo policial debía haber ejecutado actuaciones tendentes a paralizar el referéndum y lejos de ellos hizo justo lo contrario sin que deba sorprendernos de ello a la vista de su encaje como estructura de estado de una Cataluña independiente y su connivencia directa con las entidades independentistas, especialmente ANC y Òmnium”, añade.

El atestado subraya también el papel desempeñado por Sánchez y Cuixart durante los registros practicados en la Consejería de Economía y Hacienda, alentando a la muchedumbre que se concentraba a las puertas de dicha sede de la Generalitat. “Ambos, subidos a un vehículo logotipado de la Guardia Civil, llamaron a la movilización permanente a favor del referéndum y en contra de las actuaciones para impedirlo”, agregan los agentes. Los dos presidentes de las asociaciones soberanistas prestaron declaración el pasado viernes ante la titular del Juzgado Central 3 de la Audiencia Nacional en el marco del procedimiento penal abierto por un posible delito de sedición.

“Extremadamente dudoso”

“Parece evidente que aquellas actuaciones tuvieron la intención manifiesta de dificultar cuando no impedir que funcionarios de la Administración de Justicia y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado pudieran desarrollar sus funciones en cumplimiento de la Ley y de las resoluciones dictadas por una autoridad en el seno de un procedimiento judicial. Además, la finalidad última de estas movilizaciones fue reivindicar, como se ha dicho, la celebración del referéndum de independencia del 1 de octubre en virtud de una ley que, como es sabido, ha sido suspendida por el Tribunal Constitucional, así como reclamar en última instancia la proclamación de una república catalana independiente de España”, señala.

La Guardia Civil considera “extremadamente dudoso” que Jordi Sánchez y Jordi Cuixart desconocieran que estaban desarrollando una actuación “al margen de las vías legalmente establecidas” al promover consignas a la muchedumbre para impedir la salida de la comitiva judicial de la Consejería de Economía y Hacienda. Los agentes creen que, si inicialmente pudo pensarse que se trató de una concentración de personas “espontánea”, esa opción se disipa atendiendo al “alto grado de movilización” logrado por la ANC y Òmnium a través de las redes sociales.