Los socialistas catalanes no se moverán del apoyo al Gobierno frente a la amenaza de una ratificación de la declaración unilateral de independencia desde la Generalitat, aunque se resisten a definir cómo se debería concretar una eventual aplicación del artículo 155 de la Constitución. Pero no quieren que Carles Puigdemont pase como el único responsable de la crisis abierta en Cataluña. Por eso, hoy han pedido formalmente la dimisión del vicepresidente y conseller de Economía, Oriol Junqueras, como responsable directo de la política económica en un momento de fuga de empresas y capitales de la comunidad.

«Nadie ha hecho tanto daño a la economía catalana en tan poco tiempo», ha lamentado el secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, tras la reunión de la ejecutiva socialista en la que se ha valorado el intercambio epistolar entre Mariano Rajoy y Carles Puigdemont que ha dejado el enfrentamiento entre ambos gobiernos en la misma situación de impasse en la que vive desde la semana pasada.

Junqueras «debe abandonar la sede de Rambla Cataluña», donde se ubica la Consejería de Economía y Hacienda de la Generalitat, y «trasladarse a la de la calle Calabria», sede de ERC, ha añadido Illa para enfatizar el enfado de los socialistas ante lo que consideran como una actitud altamente irresponsable del titular de Economía, que la semana pasada negaba la fuga de empresas provocada por el referéndum del 1-O y la amenaza de una declaración unilateral de independencia (DUI).

Los socialistas afean además al líder de Esquerra su postura ambigua de las últimas semanas, durante las que toda la presión se ha colocado sobre Puigdemont, mientras Junqueras ni siquiera habló durante la reunión del Consell Executiu en la que el president explicó a su gobierno qué postura adoptaría ante el Pleno del Parlament en el que debía proclamar la DUI.

Responsables del 155

En este contexto, Illa ha insistido además en que la única salida para la crisis actual pasa por que el gobierno catalán «vuelva al marco institucional» y convoque elecciones autonómicas. Y ha dejado claro su apoyo al Gobierno en caso de una eventual proclamación de independencia. «Si se abre vía del 155, los únicos responsables serían Puigdemont y Junqueras por no decir la verdad , que el martes no se proclamó la independencia».

El número dos del PSC ha defendido que la salida debe pasar por la propuesta pactada por PP y PSOE para vehicular la salida de la crisis con una mejora de la financiación autonómica y la reforma de la Constitución para que sea refrendado por los catalanes y el resto de españoles.

Sin embargo, ha dejado claro que no apoyarán ningún intento de ilegalizar a los partidos independentistas o programas electorales que incorporen la independencia, como ha señalado el líder del PP catalán, Xavier García Albiol, al calor de la advertencia lanzada la semana pasada por el portavoz nacional del partido, Pablo Casado. «Todo el mundo tiene derecho a expresar sus ideas dentro marco de derecho, nada que decir porque los partidos lleven la independencia en su programa» ha destacado Illa.