JxSí ha registrado este lunes una petición para que la respuesta del Parlament a la aplicación del artículo 155 de la Constitución se aborde en un pleno específico el jueves, han explicado a Europa Press fuentes conocedoras.

El objetivo es poder reactivar la hoja de ruta independentista en ese pleno, pero en la petición registrada no se alude específicamente a ello, lo que permite sortear una impugnación del Tribunal Constitucional (TC). Los grupos están valorando la petición en la reunión de la Junta de Portavoces que ha empezado a las 10.40 horas, en la que se ha planteado celebrar el pleno el jueves por la mañana.

La Junta de Portavoces está reunida desde las 10.30 horas del lunes para fijar el orden del día del próximo pleno, por lo que podrá clarificarse cómo y cuándo la cámara abordará una declaración de independencia y la decisión del Gobierno central de aplicar en Cataluña el artículo 155 de la Constitución.

Además, JxSí quiere que los senadores expliquen su opinión sobre «la aplicación y los efectos» del artículo 155 de la Constitución sobre la suspensión de la autonomía catalana. Entre los senadores figuran el expresidente de la Generalitat José Montilla (PSC) y el líder del PP catalán, Xavier García Albiol.

«Agresión institucional»

JxSí y la CUP plantean como guion de la sesión plenaria arrancar con un «análisis de la situación actual y antecedentes», seguido de un «ofrecimiento de diálogo y la mediación como instrumento de resolución de conflictos», un debate sobre el «eco y efectos» que está teniendo la cuestión catalana en la comunidad internacional, una «valoración y efectos» de la aplicación del artículo 155 y, finalmente, «propuestas y actuación» del Govern y del Parlament ante las medidas anunciadas por Rajoy.

Corominas ha denunciado que «España está actuando como una dictadura», al llevar a cabo una «agresión institucional» con el artículo 155, que viene precedida por la «violencia policial del Estado español» en la jornada del 1-O y la posterior «agresión judicial y de los fiscales», que ha terminado con «dos presos políticos», en alusión al presidente de la ANC, Jordi Sánchez, y el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart. Además,  ha hecho hoy un llamamiento al Parlament a «estudiar y presentar todas las acciones jurídicas» contra las medidas del Gobierno del Estado en aplicación del artículo 155 de la Constitución, incluidas las «acciones penales».

Tras denunciar la «posición de derecha extrema» del PP y el «anticatalanismo» de Ciudadanos, Corominas ha emplazado al PSC a «escoger entre el PSOE o la defensa de las instituciones catalanas, entre la democracia o esto que nos quiere imponer el PP, entre el partido o el país».

«¿Comparte el PSC que nos dirija el PP, la quinta fuerza política en el Parlament?», ha planteado Corominas, que ha insistido en que la única salida al conflicto es abrir una «negociación bilateral» entre la Generalitat y el Estado.

Corominas ha hecho un llamamiento a los catalanes a «defender con todos los medios democráticos y pacíficos» las instituciones de Cataluña: «No somos propiedad del monarca borbón, ni somos propiedad ni esclavos de Rajoy. Los catalanes decidiremos lo que queramos ser democráticamente siempre».