La Policía Nacional ha detenido en Madrid a un ciudadano marroquí acusado de un presunto delito de integración en organización terrorista. La operación, realizada en el marco de las diligencias del Juzgado de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, y llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Información, investiga ahora la creciente radicalización del arrestado.

Este hombre, que responde al nombre de Abdeloyuahid Bourass, de 34 años y natural de Tetuán, utilizaba una red de casas ocupadas para evitar su localización. A lo largo de la operación se pudo comprobar el desarraigo social del detenido, que en todo momento usaba expresiones recurrentes como «tenemos que hacer la guerra», «nosotros moriremos como mártires» o «Allah es grande y no hay otra divinidad más que Allah», tal y como informa el Ministerio del Interior en una nota.

Agentes de la policía han procedido a su detención debido a su potencial peligrosidad, y a las medidas de seguridad que utilizaba. Bourass cambiaba de domicilio y de teléfonos de manera periódica, y limitaba sus comunicaciones y conexiones a internet a los locutorios.

Más de 200 detenidos

Desde que el pasado 26 de junio de 2015 se elevara la alerta antiterrorista al nivel 4, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a un total de 206 terroristas yihadistas en operaciones realizadas en España y en el exterior. Desde el principio de 2015 son hasta 251 los arrestados.

El Ministerio del Interior recuerda que, a través de la iniciativa STOP RADICALISMOS, los ciudadanos pueden colaborar a través de una serie de canales a su disposición para que, de forma confidencial y segura, notifiquen a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad aquellos posibles casos de radicalización en su entorno a través de la página web www.stop-radicalismos.es, la aplicación móvil de alertas de seguridad ciudadana Alertcops y el teléfono gratuito 900 822 066.