El Tribunal Supremo ha aplazado hasta el próximo jueves, día 9, la declaración de la ex presidenta del Parlament, Carme Forcadell. También de los otros cinco miembros de la Mesa: Lluís Guinó, Anna Simó y Ramona Barrufet, Joan Josep Nuet -de Catalunya Sí Que Es Pot, quien a pesar de estar en contra de la votación, participó en el recuento de papeletas- y el antiguo miembro del órgano de gobierno del Parlament y presidente del grupo de Junts pel Sí, Lluís Corominas.

En declaraciones a RAC 1, el abogado de Forcadell, Andreu Van Den Eynde, ha asumido que la Fiscalía pedirá «prisión preventiva» para su defendida y ha señalado que «sería raro» lo contrario, si bien ha recalcado que no comparte esta medida. El fiscal ha pedido «vigilancia policial» para los miembros de la Mesa hasta la próxima declaración.

La Fiscalía había acusado de rebelión a los seis mencionados por allanar el camino en la Cámara autonómica para la declaración de independencia. No obstante y a petición de los abogados de la defensa, el alto tribunal ha decidido posponer la declaración de los imputados. A falta de saber la razón oficialmente, los seis, encabezados por Forcadell, están acusados de delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos.

Una de las razones podría ser el papel que le toca al abogado  Andreu Van den Eynde, que defiende tanto a Forcadell en el Supremo como al ex vicepresident Oriol Junqueras: ambos comparecían este jueves, pero uno en la Audiencia Nacional y otro en el Supremo, a 200 metros una sede de otra. El próximo día 9 de noviembre declararán los seis, un día que es festivo en la Comunidad de Madrid.