La Policía Nacional ha detenido hoy en Sagunto (Valencia) a un marroquí integrado en el aparato de captación de Dáesh dedicado al adoctrinamento y traslado de combatientes yihadistas a la zona de conflicto.

El detenido, un hombre de 47 años en situación irregular en España, es el principal responsable de reclutar y enviar a Irak en noviembre de 2014 a un joven marroquí de 26 años, que residía con su familia en Sagunto, y que cometió un atentado terrorista suicida que costó la vida a 33 soldados iraquíes y causó decenas de heridos con un camión lleno de explosivos.

Actuaba como instigador de un grupo de personas a quienes ofrecía su vivienda para llevar cabo reuniones en las que visionaban material de carácter radical además de facilitarles rutas de acceso a contenidos de Daesh e instrucciones para eliminar cualquier rastro informático que representase un riesgo, informa el Ministerio del Interior.

Personalidad ‘asocial’

Según Interior, mostraba una personalidad asocial, deducida de su aislamiento y no integración pública que le llevaba a evitar todo tipo de contacto con aquellas personas que no profesan su religión en los mismos términos que él.

La operación, que continúa abierta, se ha desarrollado bajo la supervisión del Juzgado Central Instrucción, Número 1, y la coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Desde el 26 de junio de 2015, fecha en el que el Ministerio del Interior elevó a 4 el nivel de alerta antiterrorista, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a 206 terroristas yihadistas en operaciones realizadas en España y en el exterior y a un total de 251 desde principios de 2015.