El alcalde metropolitano de Caracas y opositor venezolano, Antonio Ledezma, ha lanzado este lunes un mensaje al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro: “Prepárate Maduro porque vas a escuchar roncar los motores del exilio venezolano”. Lo ha hecho en una rueda de prensa en Madrid después de su llegada este sábado a España. Desde allí ha cargado contra la mediación del ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero, a quien ha culpado del aumento de presos políticos en Venezuela. El dirigente venezolano, que ha permanecido tres años en arresto domiciliario, ha defendido que sus movimientos no responden a una huida, sino a una liberación: “Los secuestrados no huyen liberan”, ha defendido, antes de declararse “secuestrado por la narcotiranía de Nicolás Maduro” y como “un perseguido que se liberó pero que tiene el compromiso de continuar esta lucha para definitivamente liberar a Venezuela”.

En una rueda de prensa que ha ofrecido junto con personalidades como el ex presidente de Colombia Andrés Pastrana, la eurodiputada Beatriz Becerra o el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, Ledezma ha adelantado que trabajará desde el extranjero en una campaña internacional contra el gobierno venezolano, y ha señalado que ha salido del país “con las manos vacías”: “No venimos a ser protagonistas de un exilio dorado, venimos a trabajar”, ha manifestado.

“Cuando decidí liberarme lo hice convencido de que ya ha sido suficiente el testimonio de lucha dentro de Venezuela y que puedo serle más útil al país en el exilio”, ha considerado el alcalde de Caracas. “No me siento libre porque tengo un peso muy grande”, “no voy a sentirme completamente libre hasta que no me entere de que hayan liberado a todos los presos políticos”. “Este exilio va a organizarse, vamos a recorrer el mundo. No venimos a descansar, venimos a trabajar con el apoyo de todas las instituciones del mundo que son conscientes de que en Venezuela vivimos una terrible tiranía”.

Sobre la mediación del ex presidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero, ha valorado negativamente su participación: “Desde que el señor Zapatero está incluido en el diálogo, han surgido más presos políticos”, ha defendido, en un fenómeno similar al de las “puertas giratorias”, por el que “encarcelan a más presos políticos para liberar más”. “Si el presidente Zapatero hubiera defendido el año pasado el referéndum revocatorio hubiéramos defendido por la vía electoral las diferencias y no hubieran muerto este año 130 estudiantes en las protestas en las calles”, ha considerado.

En este sentido, el alcalde ah relatado su escasa relación con el ex presidente socialista. “Cuando me llamaron para decirme que el señor Zapatero quería visitarme le dije que ya era muy tarde, que prefería que llevara flores a las tumbas de los 130 muertos que hubieran podido evitar si hubiera salido adelante el referéndum revocatorio”. Sobre el “diálogo” , ha mostrado su “preocupación por que se corrompa la palabra diálogo y que terminen convirtiéndolo en una mala palabra y que la gente reaccione con suspicacias si no hay reglas bien definidas”.

Hay que hacer una purga en la oposición para evitar incoherencias”, reconoce Ledezma

Muy distinta ha sido su expresión al referirse al también ex presidente socialista Felipe González, a quien ha agradecido su apoyo y sus consejos. “Cuando me recibió, me dio un consejo: caractericen bien a quién están luchando, tienen a un caudillo con una manguera de petróleo en la mano”, ha rememorado Ledezma, que ha recordado también la sugerencia que le dio González: “Únanse”. En este punto, se ha mostrado a favor de la cohesión de la oposición venezolana, aunque ha señalado que existen “errores” e “incoherencias”.

“El pueblo no quiere una unidad trastocada en una lavadora de trapos sucios. El pueblo quiere que nos respetemos. Venezuela va a necesitar de todo el liderazgo político para su recontrucción”, ha defendido el alcalde de Caracas. “Tenemos que hacer autocrítica, resolver algunas contradicciones, resolver algunas incoherencias, porque si no somos coherentes no vamos a poder conducir a la unidad del pueblo”. En este punto, ha señalado que la oposición venezolana también debería asumir esos “errores”, y que algunos deberían abandonar su acción política: “Respeto a todos los líderes de la oposición pero, igual que cuando un animal tiene parásitos, hay que purgarse y yo creo que hay que hacer una purga en la oposición para evitar las incoherencias”.

El relato de la huida

El alcalde de Caracas ha relatado cómo fue su salida del país y cómo esquivó todo el control policial, después de tres años en los que su casa estuvo asediada por “entre 20 y 26 agentes”, y en el que era diariamente fotografiado con el periódico del día para cerciorarse de que continuaba su estancia. “Seguí el consejo de Mandela de ‘no pelees con tus custodios’. Logramos que en los últimos 15 días bajaran la guardia, les dije que me encontraba mal, que tenía dolores, que no dormía. Me la jugué un día para que no se repitiera la fotografía y ahí es cuando salimos a las primeras horas de la mañana”.

Ledezma huyó en coche de madrugada hasta la frontera con Colombia, desde donde voló a España. Según su relato, atravesaron 29 puntos de control que consiguieron superar gracias a la “colaboración” de los propios funcionarios. “El Gobierno sabe que hay militares que participaron”, ha señalado el alcalde, que ha relatado en primera persona sus últimos momentos antes de cruzar la frontera del país. “Consciente de que me estaba jugando la vida cuando viajaba en coche de noche, pensé que si me agarraba el  gobierno me iba a exhibir como un trofeo para desmoralizar a la gente. Era bajo riesgo para la posibilidad de llegar a territorio libre”.

(Seguimos ampliando)