El Ayuntamiento de Madrid rebajará el protocolo anticontaminación para este viernes al escenario 1, con lo que se mantiene la limitación de velocidad máxima en M-30 a 70 kilómetros por hora y se levanta la prohibición a los no residentes de aparcar en la zona del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER).

En un comunicado, el Ayuntamiento de Madrid ha informado que mantiene activado el escenario 1 del protocolo de medidas por alta contaminación de dióxido de nitrógeno (NO2) al ser las condiciones meteorológicas desfavorables para el día de hoy, pero desactivará el escenario 2 al haber descendido ayer los niveles de este contaminante y ser la previsión meteorológica “favorable a la ventilación atmosférica” para los próximos días.

Protocolo en la Comunidad de Madrid

El protocolo de Cifuentes, por su parte, entrará en vigor este viernes tras ser publicado en el BOC. Se trata de un proyecto cargado de recomendaciones y que tiene como objetivo “mejorar la coordinación entre los ayuntamientos” de la Comunidad y delimitar “las pautas a seguir” por los mismos.

Una de las principales novedades de este documento es que el Gobierno autonómico obliga a los municipios madrileños de más de 75.000 habitantes a que elaboren y aprueben sus propios protocolos de actuación en el plazo de un año a contar desde mañana. Dichos protocolo, podrán poner en marcha medidas “más restrictivas”, que las propuestas por la Comunidad, pero “nunca inferiores”.

Estas localidades son Madrid, Alcalá de Henares, Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Móstoles, Parla, Torrejón de Ardoz, Coslada, Las Rozas, Pozuelo de Alarcón, Rivas Viciamadrid y San Sebastián de los Reyes.

El protocolo de Cifuentes establece tres niveles de actuación: Información y Preaviso, Aviso y Alerta

Como informaron este miércoles Europa Press desde los distintos ayuntamientos, la mayoría de estas localidades estaban esperando la publicación del texto para ponerse a trabajar en sus propios documentos mientras que otros ya cuentan con un protocolo vigente pero podrían introducir cambios. El protocolo anticontaminación de Cifuentes establece, además, tres niveles de actuación: Información y Preaviso, Aviso y Alerta. Estos tres se activan en función de que se superen los niveles, 180, 200 o 400 microgramos de dióxido de nitrógeno, respectivamente.

Además, tiene cuatro escenario de actuación. En el primero solo se incluyen medidas informativas y en el segundo, aparte de trasladar información, se limitará la velocidad a 90 km/h en la M-40, M-45 y vías de acceso de alta capacidad de tráfico situadas en el interior de la M-45 así como a 70 km/h en aquellos tramos de la red regional cuya velocidad habitual permitida sea mayor.

En el escenario 3 se recomendará reducir el uso de calefacciones limitando la temperatura a 21 grados, se adoptarán medidas que faciliten la flexibilidad de horarios en las administraciones públicas para evitar ‘horas punta’ y se reducirán las obras públicas que generen contaminación. Durante el Escenario 3, la velocidad máxima en autovías y autopistas exteriores a la M-50 se rebajará a 100 km/h.

El escenario 4 se activará cuando se cumpla un día completo con el nivel de Alerta. A todas las medidas anteriores se añadirá la limitación de la velocidad a 90 km/h en la M-50 y a 100 km/h en tramos de vías de gran capacidad en el interior de dicha M-50 en las que habitualmente se permite una velocidad superior, como autovías y autopistas.

Críticas de Ayuntamiento y oposición

El protocolo marco ha suscitado críticas desde su presentación. En la Asamblea, el PSOE manifestó que se trata de un documento “sin dinero” así como criticó que fomente la “confrontación institucional” porque rebaja los umbrales de aviso y preaviso y las medidas a poner en marcha en episodios de alta contaminación.

Desde Podemos, consideran que se trata de un documento “muy pobre”, que “difícilmente va a reducir la contaminación”. “Hay que poner medidas más drásticas”, solicitaron desde la formación morada. Y por último, desde Ciudadanos, señalaron que se trata de un texto “sinsentido” y lamentaron la falta de “coordinación” con las entidades locales.

Además, desde el Ayuntamiento de la capital se han criticado duramente las medidas “tímidas del débil” protocolo anticontaminación, que está a su parecer marcado por “la confrontación” y la “demagogia”.