Los políticos y personajes públicos están acostumbrados a recibir comentarios ofensivos de todo tipo a través de las redes sociales. Algunos, en ocasiones, desbordan lo permisible. Es el caso de lo que le ha sucedido este martes a Alicia Sánchez-Camacho, ex presidenta del PP de Cataluña y actual secretaria primera de la Mesa del Congreso de los Diputados.

https://twitter.com/birostaenric1/status/935602099383042049

Camacho ha compartido en su cuenta personal de Twitter su intervención de este martes en el Congreso de los Diputados sobre la justicia en España y la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña. El tweet ha recibido la desagradable respuesta del usuario @birostaenric1, simpatizante independentista según se desprende de las publicaciones compartidas en su perfil.

«A ti te tendría que haber encontrado La Manada», le ha espetado, en referencia a los cinco individuos que presuntamente abusaron sexualmente de una joven madrileña en San Fermín y cuyo caso se juzga estos días.

El grupo popular en el Congreso también va a denunciar este mensaje, que considera «inadmisible», y ha expresado todo su apoyo a la diputada del partido.

La dirigente «popular» ha confirmado a Efe que mañana a primera hora presentará una denuncia en la Comisaría del Congreso de los Diputados contra ese mensaje, que ha calificado de «antidemócrata», «fascismo puro» y «machismo peligroso».

No es la primera política catalana que recibe amenazas de esta clase. Ya le sucedió lo mismo a la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, que interpuso una querella contra una mujer que, en su perfil de Facebook y durante un debate en el que ella participaba, deseó que «cuando salga esta noche la violen en grupo porque no se merece otra cosa esta perra asquerosa».

La mujer fue despedida por la empresa en la que trabajaba, y ha mostrado posteriormente su arrepentimiento: «Se me cae la cara de vergüenza».