El antiguo comandante de las fuerzas bosniocroatas durante la guerra de Bosnia que bebió veneno durante una audiencia este miércoles ante el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) en la que se había ratificado su condena a 20 años de cárcel, ha fallecido.

Slobodan Praljak, de 72 años, había echado hacia atrás su cabeza y había tomado un trago de un frasco o un vaso cuando el juez leía el veredicto. «Mi cliente dice que ha bebido veneno esta mañana», ha indicado su abogada, Natasa Faveau-Ivanovic. Tras beber, Praljak ha declarado ante el tribunal: «no soy un criminal de guerra, me opongo a esta condena». El juez que presidía la audiencia ha suspendido la sesión y ha pedido un médico.

Este era el último juicio en el TPIY, establecido por la ONU en 1993, antes de que cierre a finales de diciembre. La semana pasada, el TPIY condenó a cadena perpetua al exgeneral serbobosnio Ratko Mladic entre otras cosas por el genodicio en Srebrenica.