Es el bautismo de fuego para las calles Carmen y Preciados, convertidas estos días en vías de sentido único para los peatones. El puente de la Constitución atrae al centro de Madrid a más de un millón de personas.



Nos metemos en pleno puente de la Constitución en las calles que ha regulado el Ayuntamiento: Carmen y Preciados son peatonales y de sentido único. | Vídeo: Mario Viciosa y Erica Moreno

 

Estas tardes, sólo se puede acceder a Preciados desde la Puerta del Sol y a la calle del Carmen desde la plaza de Callao a partir de las 17.30 horas hasta el lunes. Los accesos son regulados por controles policiales o checkpoints. La señalética que hoy se estrena y que identifica a Preciados y Carmen como calles de único sentido peatonal sirve para facilitar información a la ciudadanía. «La Policía Municipal aplica los criterios que tiene según la normativa pero luego saben hacer excepciones por cuestiones particulares» guiándose por el «sentido común», ha destacado el delegado de Seguridad Javier Barbero. No duda de que esas excepciones se aplicarían a personas con movilidad reducida, como ya anticipó la alcaldesa Manuela Carmena.

Sin embargo, la polémica está servida. En El Independiente hemos hecho como tantos otros visitantes: acercarnos al centro a ver luces y comercios. Y nos hemos puesto un objetivo: llegar a la esquina de Carmen con Tetuán, donde hay un conocido hotel. A este establecimiento quiso acceder una anciana en sentido contrario, impidiéndolo un agente, según recogió El Mundo. Lo hacemos desde dos puntos: Sol y Callao.