Política

El zulo de ETA en Las Landas tenía menos de 10 años de antigüedad

Armas incautadas a ETA en 2016.

Armas incautadas a ETA en 2016. EFE

Las autoridades francesas han abierto una investigación para analizar la documentación en soporte electrónico hallada en el zulo de ETA en un bosque de Las Landas que, según los investigadores, tendría una antigüedad de al menos diez años y que sirvió de escondite para ocultar una bomba lapa, detonadores eléctricos y temporizadores.

La Fiscalía de París ha ordenado que se analice el explosivo hallado en este pequeño zulo encontrado de forma fortuita por un caminante en un bosque de Tosse, en la región de Aquitania perteneciente al departamento de Landa, en un paraje al sudoeste de Francia cercano a Bayona, el lugar elegido por la banda terrorista para escenificar la entrega de armas en abril del pasado año.

Se trata, por tanto, del primer escondite hallado desde el llamado ‘Día del desarme’ bajo la mediación del autodenominado colectivo Artesanos de la Paz. En abril se habló de «gesto inequívoco» y de un «desarme completo» tras dar la localización de ocho zulos con 120 armas y 3.000 kilos de explosivo.

Según confirman fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por Europa Press, en el zulo de Las Landas había una bomba lapa, un mando a distancia, una veintena de cartuchos, cordón detonante, ocho detonadores y tres temporizadores. Según la información compartida entre España y Francia, el escondite podría tener una antigüedad de unos diez años.

En el zulo también aparecieron sustancias como azufre y mapas de carreteras de España junto a soportes informáticos que se están analizando ahora por las autoridades francesas.

El hallazgo corrobora las dudas de las fuerzas de seguridad española de que los llamados Artesanos de la Paz se habían desprendido en Bayona de todo sus arsenal, lo que relacionan con una estrategia previamente pactada o, en su defecto, por el desconocimiento del entorno etarra del arsenal que aún no ha sido incautado.

Según el recuento de Europa Press, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad españolas, en colaboración con las autoridades francesas, habían incautado desde 2012 más del doble de las armas que la banda terrorista ETA aseguró que había entregado el 8 de abril en Bayona.

Un portavoz del grupo encargado del desarme aseguró aquel día que se habían entregado 120 armas de fuego. En los últimos cinco años las distintas policías han incautado a la banda un mínimo de 327 armas. Sólo en la operación del 12 de octubre de 2016 en Carlepont fueron decomisadas hasta 145 armas cortas, dos subfusiles de caza y munición.

Si se toma como referencia 1999, las Fuerzas de Seguridad han incautado a la banda más de 20.000 kilos de explosivos, más de 10.000 cartuchos, medio millar de armas, cohetes, lanzagranadas, morteros, granadas y más de 50 bombas-lapa.

Comentar ()