El Gobierno de Venezuela ha llamado a consultas a su embajador en España por la «agresión injerencista y colonialista» del Ejecutivo de Mariano Rajoy, horas después de presentar una nota formal de protesta por las últimas sanciones adoptadas por la UE contra dirigentes venezolanos.

El ministro de Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, ha confirmado en Twitter que, ante esta «agresión», el presidente Nicolás Maduro ha decidido llamar a consultas al embajador Mario Isea. «No aceptaremos agresiones de gobiernos subordinados al imperialismo estadounidense», ha apostillado.

Rajoy ha afirmado este miércoles que las sanciones que la UE ha aprobado contra dirigentes del régimen venezolano son «leves» pero «muy merecidas» por «las brutales decisiones y la forma de entender la democracia que tiene el señor (Nicolás) Maduro».

El presidente de Venezuela cargó el martes contra el Gobierno español, al que ha tachó de «corrupto», «racista» y «colonialista», y lanzó una advertencia directa contra Rajoy: «Ponte a cuatro ‘paticas’, compadre, que este pueblo lo que te va a dar es ‘pela’ (expresión venezolana que se usa como sinónimo de paliza)».

Las medidas punitivas anunciadas por la Unión Europea contemplan, entre otras cuestiones, la prohibición de entrada y la congelación de activos de las personas señaladas, entre ellas el ‘número dos’ del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello.

Rajoy ha afirmado este miércoles que las sanciones que la UE ha aprobado contra dirigentes del régimen venezolano son «leves» pero «muy merecidas» por «las brutales decisiones y la forma de entender la democracia que tiene el señor (Nicolás) Maduro». España, ha añadido, tiene «una obligación para con mucha gente», venezolanos, iberoamericanos y más de 200.000 españoles que viven en el país sudamericano.

El presidente de Venezuela, por su parte, había cargado el martes contra el Gobierno español, al que tachó de «corrupto», «racista» y «colonialista». Maduro lanzó una advertencia directa contra Rajoy: «Ponte a cuatro ‘paticas’, compadre, que este pueblo lo que te va a dar es ‘pela’ (expresión venezolana que se usa como sinónimo de paliza)».

Las tensiones políticas han aumentado con la llamada a consultas del embajador venezolano en España, una medida que el Ejecutivo de Maduro ya adoptó anteriormente y que, en términos diplomáticos, se reserva a casos excepcionales. En la escala de protestas, es el nivel superior a la convocatoria de un embajador, que implica que un gobierno cite al representante de un país extranjero para trasladarle una queja.

El Gobierno venezolano no ha aclarado en su breve aviso cuándo se hará efectiva la retirada de Isea, que este mismo miércoles ha acudido a la presentación en Madrid de un libro, según ha informado la propia Embajada en sus perfiles de redes sociales.