Dos guardias civiles han resultado heridos este miércoles en La Línea de La Concepción (Cádiz) al ser embestido frontalmente el coche en el que circulaban por otro vehículo, cuyo conductor, que ha sido detenido, intentaba evitar que los agentes interceptaran un alijo de droga.

La Asociación Española de Guardias Civiles ha informado de este incidente, que se produce horas después de que una banda de veinte encapuchados asaltaran el servicio de urgencias del hospital de La Línea para llevarse de allí a su «jefe», un narcotraficante que había sido detenido.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado continúan buscando a los responsables del asalto al servicio de urgencias del Hospital de La Línea de la Concepción (Cádiz) para liberar al líder de una red de narcotráfico, que había sido llevado allí herido y detenido poco después de las cuatro de la tarde del martes, cuando una patrulla de la Policía Nacional que formaba parte de un control ordinario dio el alto a una motocicleta en la que circulaba una pareja.

Al ver la señal, la mujer se bajó de la moto «para facilitar» que el conductor, un conocido narcotraficante de la zona identificado como Samuel C., emprendiera la huida. El conductor chocó al poco en una rotonda de la carretera del Zabal y cayó al suelo, lo que le provocó heridas abiertas en una pierna y en la cara.

Los agentes comprobaron que tenía dos órdenes pendientes de ingreso en prisión por delitos relacionados con el tráfico de drogas, le detuvieron y le llevaron al servicio de urgencias del Hospital de la Línea.

Una veintena de encapuchados se presentó en el hospital gritando y tirando objetos y logró llevarse al detenido en una furgoneta tras un forcejeo con los agentes

La Policía sospecha que la mujer que iba con él en la moto alertó a los miembros de su banda de lo sucedido y éstos decidieron ir al rescate de su «jefe». Reaccionaron con tanta rapidez que los investigadores creen que ya estaban juntos esperando el desembarco de algún alijo. Así una veintena de encapuchados se presentó en el hospital, dando gritos y tirando algún objeto, y, tras un violento forcejeo con los dos agentes, se llevaron al detenido esposado en una de las dos furgonetas con las que habían acudido al centro sanitario. Los agentes sólo pudieron detener a uno de los encapuchados.

‘Como un rodaje de Narcos’

La AEGC explica que, en este nuevo incidente, los agentes han sufrido heridas de distinta consideración. Y relata que «como si de un rodaje de la serie ‘Narcos’ se tratara», los agentes han resultado heridos esta mañana cuando «un coche conducido por un sicario» ha embestido frontalmente contra el coche patrulla de la Guardia Civil en el que viajaban. El agresor intentaba evitar que los agentes logran confiscaran un alijo de droga que iba en otro vehículo.

El coche con la droga logró darse a la fuga, aunque el conductor que les embistió sí ha podido ser arrestado, según la AEGC. La organización señala que estos dos incidentes sucedidos en las últimas 24 horas ponen de manifiesto que «los narcos continúan haciendo del campo de Gibraltar su ciudad sin ley».

«Y mientras en el Ministerio del Interior siguen sin poner una solución definitiva al problema, limitándose a parchear la situación para cumplir ante la opinión pública y las FCSE», señalan. La AEGC indica que lleva «años denunciando la situación de abandono en la que nos encontramos tanto guardias civiles como policías nacionales en la lucha contra unos peligrosos delincuentes que no les importa poner su vida en peligro y la de los agentes si con ello consiguen salvar su cargamento de droga».