El Senado acoge este jueves la primera sesión monográfica sobre la financiación de Ciudadanos, en una comisión de la que sólo forma parte el PP y el Mixto, aunque sólo en calidad de oyente. Ha sido ahí donde el abogado de la Plataforma de Garantías Ciudadanas, Alberto Ganga, ha afirmado que en Ciudadanos, partido del que fue expulsado, “el que más dinero pone es el que va de cabeza de lista”, en referencia a las elecciones locales y autonómicas de 2015.

Ganga, como representante legal de esa plataforma formada por antiguos militantes críticos con Albert Rivera, ha explicado los mecanismos de financiación del partido naranja a través de los grupos municipales, lo que se calificó en su momento de “error administrativo”, aunque quizá lo más sorprendente es que ha vinculado las aportaciones personales de los cargos de Cs a su puesto en la lista.

Según el denunciante, los cabezas de lista tenían que pagar los actos de campaña

Según su versión, para ir en los cinco primeros puestos de la candidatura de Fuenlabrada (Madrid) “había que aportar 11.000 euros”. Incluso, ha asegurado que la también localidad madrileña de San Sebastián de los Reyes “se modificó la lista para poner de número uno a alguien que aportó 18.000 euros para la campaña” y que han acreditado este mecanismo en Bormujos (Sevilla). Otro ejemplo, Carolina Punset, acudió a un acto en Albacete que fue pagado “por el cabeza de lista de Albacete”.

A su juicio se trata de una financiación privada, legal, “pero hecha por medios prohibidos”. Se les dijo a los candidatos que se dinero “se les reintegraría a cuenta de la financiación de los grupos municipales y de ls sueldos públicos” que recibieran alcaldes y concejales, “aunque sólo se  reintegraron en Murcia”, donde saltaron las irregularidades de una financiación que el Tribunal de Cuentas se ha negado a avalar y ha dado alas a esta comisión parlamentaria.

Ganga ha apuntado a Rivera y Villegas como cerebros del sistema de financiación de Ciudadanos

Por lo demás, Ganga ha explicado lo que ya se conocía respecto a la creación de una cuenta de gastos a nivel nacional en la que eran apoderados, ha asegurado, el secretario general, José Manuel Villegas, y el gerente, Carlos Cuadrado. Presuntamente ahí iban todos los ingresos de los grupos municipales de más de 50.000 habitantes. A cambio, los grupos tenían que firmar “un contrato de prestación de servicios” y los que se negaban a firmarlo “eran expulsados del partido”. Con esos fondos supuestamente se financiaban gastos del partido, lo que no es legal.

Ganga ha apuntado a Rivera y Villegas como cerebros del sistema de financiación de Ciudadanos, bajo el argumento de que “controlan el partido de arriba a abajo”. Ambos forman parte de lo que ha llamado el “club de los cuatro”, al que ha sumado a los dirigentes de Cs de Cataluña Fernando de Páramo y Carlos Carrizosa.

Asimismo, tanto Ganga, como la presidenta de la Plataforma de Garantías Ciudadanas, Inmaculada Sánchez, han explicado que comenzaron a sospechar de irregularidades cuando los militantes no recibían certificado de cuotas para hacer su declaración de la Renta y que, incluso, se les seguían pasando las cuotas una vez se habían dado de baja, hasta el punto de que muchos tuvieron que enviar un burofax para que se les dejara de cobrar.