La falta de consenso entre los grupos parlamentarios belgas no permite participar a Carles Puigdemont en un coloquio sobre Cataluña en el Parlamento de Bélgica que iba a tener lugar el próximo 27 de febrero. El ex president huido fue invitado por los nacionalistas flamencos para abordar la situación en Cataluña en una de las salas de la Cámara federal, pero la falta de consenso con el resto de grupos ha hecho que finalmente no pueda participar.

Hace ya dos semanas que los nacionalistas flamencos intentaron tratar el asunto catalán en un debate en el Parlamento que fue rechazado por los socialistas del país. No habían especificado quiénes serían los participantes que tomarían la palabra. En esta ocasión, estaba confirmado que serían el ex presidente catalán Carles Puigdemont y el diputado de la N-VA Peter Luykx como orador, pero el resultado ha sido el mismo. Un evento de este tipo debe ser aprobado por unanimidad de todos lo grupos, pero en la conferencia de presidentes celebrada este miércoles, donde se ha abordado el asunto, no se ha conseguido el consenso necesario.

Pese a que el Parlamento belga acoge con frecuencia charlas y coloquios de diversos asuntos, en esta ocasión los grupos no han visto con buenos ojos que se utilice la sede de la soberanía para tratar temas controvertidos como este y más con un líder político en la situación judicial de Puigdemont.

El portavoz del Partido Socialista, Ahmed Laaouej, ya acusó al partido flamenco en declaraciones al diario Le Soir de querer «instrumentalizar» el Parlamento «con el fin de exaltar el nacionalismo y el separatismo» y recordó que sobre el dirigente independentista pesar una orden de arresto en España