Un agente de la Ertzaintza falleció anoche según confirmó el Departamento de Seguridad del Gobierno vasco. Al parecer, el policía, de 51 años, padre de dos hijos y natural de Ermua (Vizcaya), habría sufrido un desvanecimiento durante el operativo de vigilancia antidisturbios que llevaba a cabo la policía autonómica vasca. La indisposición se produjo tras un momento de gran tensión en el que se produjo el lanzamiento de bengalas y objetos contundentes -piedras, palos, pelotas de golf…- entre los aficionados y se cruzaron contenedores. Tras sentirse mal, el agente sufrió un desvanecimiento y fue socorrido por sus compañeros en el lugar. Entre el grupo de ertzainas que le socorrían se encontraba el hermano del agente, miembro como él de la brigada móvil de la Policía Autonómica vasca que ayer participaba en el dispositivo. Al no poder reanimarlo fue trasladado en ambulancia hasta el cercano Hospital de Basurto pero tras entrar en parada cardiorespiratoria, falleció. Fuentes del Ejecutivo vasco aseguran que la muerte no se produjo «a consecuencia de heridas durante el altercado» sino por la parada cardiorespiratoria que sufrió el agente.

El agente I.A.G. participaba en el amplio dispositivo preparado por la Policía Autonómica vasca para blindar el partido que esta noche se celebra en Bilbao entre el Athletic Club y el Spartak de Moscú. Se estima en 2.500 el grupo de aficionados del Spartak que ayer estuvo en Bilbao. En los incidentes han sido detenidos hasta nueve aficionados, tres de ellos del equipo ruso, cinco del Athletic y otro de origen polaco, durante los graves altercados que se han provocado en la previa al partido de Europa League que comenzaba a las 21.05 horas.

Un grupo de agentes de la brigada móvil, entre los que se encontraba su hermano, intentó reanimarle sin éxito

El enfrentamiento entre los sectores radicales de ambas aficiones y el intento por controlar la situación de la Ertzaintza se ha producido en la gran explanada que existe en las inmediaciones del estadio de San Mamés. Durante el mismo se han producido lanzamientos de bengalas, diversos objetos y se han cruzado contenedores, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad. A consecuencia de los incidentes tres aficionados han resultados heridos.

Según el parte médico emitido por el Servicio Vasco de Salud, el agente ingresó con parada cardiorespiratoria y tras intentar su reanimación durante más de una hora falleció. En él no se ha observado ningún tipo de traumatismo. Además, los servicios de urgencia ha asistido a seis heridos. Se trata de un aficionado con un traumatismo craneo encefálico y que tras ser suturado ha solicitad0o su alta voluntaria. Un segundo aficionado, de origen ruso, también permanece en observación tras haber sufrido un traumatismo en la cabeza. Entre los heridos figura un segundo aficionado del Spartak con heridas en un brazo y que se ha negado a ser ingresado. Por último, el centro médico informa de que otros tres pacientes permanecen en los servicios de Urgencias a la espera de diversas pruebas por traumatismos diversos.

El momento más tenso de los incidentes se ha producido con el enfrentamiento de los aficionados ultras rusos con los seguidores más radicales del Athletic Club, Herri Norte, a los que esta tarde se les han intervenido puños americanos, porras y otros objetos, y tras el cual al menos un aficionado ruso ha resultado herido.

https://twitter.com/fhutnm/status/966753076894777344

Durante toda la semana los servicios policiales tanto del Gobierno vasco como del Ayuntamiento de Bilbao y del propio Athletic habían alertado del riesgo de que se produjeran incidentes con la llegada de los aficionados del Spartak. La mayor preocupación se cernía sobre los cerca de un millar de aficionados sin entrada que se esperaban y que eran más difícil de controlar. El dispositivo ha estado integrado por cerca de 800 agentes para asegurar un partido catalogado «de alto riesgo». El operativo ha estado coordinado con la Policía Municipal de Bilbao y la seguridad privada que dispone el Athletic en San Mamés. Éste incluye 500 ertzainas, 100 policías municipales y 200 agentes de seguridad privada contratados por el club de fútbol.

Durante toda la tarde la tensión se había ido incrementando en los alrededores del campo, en especial en las calles adyacentes. Desde el ayuntamiento de la capital vizcaína se había advertido a los locales de hostelería que adoptaran medidas de seguridad en previsión de altercados. Así, se ha recomendado no habilitar las terrazas y emplear vasos de plástico. Incluso en dos colegios de los alrededores del campo los centros educativos han recomendado que los niños no acudieran hoy a clase y se abstuvieran de asistir a las asignaturas extraescolares.

Tras finalizar el partido la preocupación se ha mantenido ante la posibilidad de que los altercados se pudieran reproducir. El dispositivo de vigilancia se ha mantenido ante la posibilidad de que durante la noche se puedan reproducir los altercados. Finalmente Bilbao ha podido descansar tranquila sin que se reprodujeran los altercados tras la celebración del partido.

El Rey Felipe VI, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy y el líder del PSOE,  Pedro Sánchez, han traslado sus condolencias al lehendakari Urkullu

El lehendakari Iñigo Urkullu ha lamentado la muerte del ertzaina «en acto de servicio». A través de redes sociales ha asegurado que con sus palabras desea mostrar sus condolencias a sus familiares y allegados «así como a la propia Ertzaintza en su conjunto». Urkullu ha expresado su «condena más absoluta por la provocación y los actos violetos cometidos». Ha subrayado su solidaridad con la Ertzaintza y el respaldo a su actuación proporcionada».

Fuentes del Ejecutivo vasco han informado de que el lehendakari ha recibido llamadas del Rey Felipe VI, el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez y la presidenta de Navarra, Uxue Barkos para mostrarle sus condolencias por lo sucedido. Rajoy, tras condenar los incidentes, ha agradecido, a través de su cuenta de twitter, la labor de la policía autónoma vasca: «Mi reconocimiento a la Ertzaintza por sus esfuerzos para proteger a quienes sí saben disfrutar del deporte», ha escrito el jefe del Ejecutivo en un mensaje.

Por su parte el alcalde de Bilbao, Juan María Aburto ha condenado los incidentes a través de las redes sociales. Juan María Aburto ha asegurado ha  asegurado «sobráis en Bilbao!! No os queremos!! Tolerancia cero. El que la hace la paga…» y ha añadido que muestra todo su desprecio «a quienes utilizan la violencia y no respetan nada ni a nadie. El primer edil ha expresado el pésame a la familia a los compañeros del ertzaina fallecido.

También el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban ha condenado los incidentes asegurando que la responsabilidad no debe recaer sólo en los aficionados radicales del Spartak sino también sobre los ultras locales. Ha denunciado que no se pueden esconder en la violencia de la afición rusa para «hacer de las suyas». «Unos y otros deben ser identificados, sancionados y expulsados de los estadios y el mundo del fútbol». La secretaria general del PSE, Idoia Mendia se ha mostrado consternada por lo sucedido y ha calificado de «inaceptable» la brutalidad y la violencia «en torno al fútbol». El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha expresado sus condolencias a la familia del agente y a la Ertzaintza recordando que trabajaba por garantizar «la seguridad de todos los ciudadanos ante los graves altercados en Bilbao».

Tres horas después de que se iniciaran los altercados y se conociera el fallecimiento del agente, el Athletic Club ha expresado su pésame a la familia y compañeros del Athletic. Ha mostrado su «más firme rechazo a la violencia generada en torno al fútbol». Anteriormente había informado del resultado del encuentro entre el club rojiblanco y el Spartak de Moscú, 1-2 y se había felicitado por la clasificación del club vizcaíno a la siguiente ronda. La cuenta de la UEFA por ahora no se refiere a aspecto alguno de los graves sucesos acaecidos esta noche en Bilbao.

La Real Federación Española de Fútbol ha emitido un comunicado condenado los incidentes. Ha anunciado que el próximo fin de semana se guardará en todos los campos un minuto de silencio en recuerdo al ertzaina fallecido.

La capital vizcaína sufrió altercados graves durante otro encuentro de Europa League celebrado hace un año contra el Apoel de Nicosia, donde hinchas de ambos equipos se enfrentaron en la cercana avenida de Sabino Arana. También hace dos años se registraron altercados entre el Olympique de Marsella y el Athletic. En aquella ocasión los aficionados del equipo galo protagonizaron una batalla campal en las calles adyacentes a San Mamés. Los incidentes, ocurrido el 25 de febrero de 2016, provocó tres heridos, dos de ellos ertzainas, y cinco detenidos. En aquella ocasión se cuestionó el operativo de seguridad planificado por la Consejería del Gobierno vasco. Por ell0, para el partido celebrado esta tarde la consejería de Seguridad había reforzado de modo muy notable el dispositivo de seguridad.

El 13 de septiembre de 2017 el Spartak de Moscú se enfrentó con el Sevilla en la capital moscovita, doned se produjeron incidentes graves, con encendido de bengalas y lanzamiento de objetos. Tras los mismos, la UEFA sancionó al equipo ruso con 60.000 euros y le prohibió vender entradas a sus aficionados para el partido de vuelta en el Ramón Sánchez Pizjuan.