El PCE ha remitido a sus militantes masculinos unas directrices sobre su participación en la huelga feminista del próximo 8 de marzo con consignas tan sorprendentes como que «si eres padre, encárgate de tus hijos y los trabajos de la casa para que ella pueda dedicarse a la lucha», como si dicha responsabilidad solo debiera ejercerse el Día Internacional de la Mujer. Y si en lugar de padre eres amigo «ofrécete de niñero, cocinero, limpiador o cuidador para que tus amigas puedan hacer huelga de cuidados».

Como principio general, el PCE propone en un documento titulado «Directrices participación hombres huelga 8M», que los hombres «no deben asumir un papel protagonista. Su función debe ser facilitadora de las parejas (si es mujer) y camaradas mujeres, para que éstas puedan involucrarse y liderar la huelga», señala.

Suple a tus compañeras en las tareas que realicen habitualmente»

En el ámbito laboral, los hombres también deben cumplir una función de apoyo. Si hacen huelga «que sea para ocuparte de los cuidados. Suple a tus compañeras en las tareas que realicen habitualmente. En toda comunidad -agrega el texto que ha conocido El Independiente- hay infinidad de trabajos invisibles. Si no se te ocurre , pregunta y te dirán dónde puedes ser más útil».

Si no es ese el caso, «acude a tu puesto de trabajo, no realices las funciones de tus compañeras, haz sólo aquellas tareas que te competen». La huelga feminista del 8-M persigue «visibilizar el peso de las mujeres en la actividad productiva», explica el texto, que anima también a sus militantes a que los días previos a la jornada mundial de huelga «cubre a tu compañera en su puesto, si fuera necesario, para que esta pueda prepararse» para el 8-M.

Anima a crear «cajas de resistencia»

Anima asimismo a crear «cajas de resistencia» para las mujeres en huelga «con vuestro salario de ese día». El PCE se suma, al igual que Podemos e Izquierda Unida, a la convocatoria que pretende extenderse a más de 150 países y que tanto sindicatos como PSOE solo secundan parcialmente. Las centrales sindicales han sustituido la jornada de huelga general por paros parciales de dos horas en cada turno laboral el llamamiento es tanto a hombres como mujeres.