La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha solicitado al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, que le facilite el acceso al material entregado el pasado 6 de febrero por el Gobierno francés a España y que conforma el llamado ‘Archivo de ETA’. Compuesto por más de 40.000 foleos, 300 armas y cientos de pruebas, la AVT considera que pueden ser fundamentales para el esclarecimiento de algunos de los casos que afectan a sus afiliados.

A través de una carta remitida la semana pasada al ministro del Interior, la AVT le recuerda que es la asociación de víctimas “decana y mayoritaria”. Añade que está personada en más de un centenar de procedimientos judiciales que se instruyen en la Audiencia Nacional y que están relacionados con la actividad terrorista de ETA. Por todo ello, “consideramos que tenemos derechos a tener acceso a esa documentación” a efectos de poder contribuir al esclarecimiento de los atentados pendientes de resolución. Para ello reclama que se habiliten “los “mecanismos necesarios” para que los letrados de la asociación puedan consultar la documentación referida.

La AVT le recuerda que está personada en un centenar de causas abiertas en la Audiencia Nacional relacionadas con ETA

La petición llega sólo tres semanas después de que Francia formalizara la entrega del cuantioso material que sobre ETA almacenaban las instituciones judiciales y policiales galas. El grueso de toda la documentación la elaboró la propia banda durante años y le fue incautada en una operación policial. A él se añadió el material incautado en sucesivas operaciones antiterroristas llevadas a cabo en el país vecino. Además de la documentación en papel, la entrega incluyo cientos de terabytes de documentación en formato digital en los que se incluyen objetivos que fijó ETA, sus estrategias, algunas pruebas e incluso autocríticas que hizo la propia banda.

Operación «Mèmorie vivante»

La llamada “Operación Mémoire vivante” de entrega de material por parte de Francia a España supuso un hito en el final de ETA. El convoy viajó entre los días 5 y 6 de este mes desde París a Madrid. Tras una parada en el cuartel de Intxaurrondo, el convoy viajó hasta Madrid donde todo el archivo ya está siendo custodiado. Se confía que con todo el caudal de información se pueda esclarecer alguno de los 379 crímenes de ETA sin autoría.

Además de las armas, entre las que figuran revólveres, pistolas, armas camufladas o lanzagranadas, y la documentación, el material incluye otros elementos como cintas de cassette en las que se escucha a los dirigentes etarras hacer críticas de su estrategia, cintas de vídeo con testimonios de secuestrados o comunicaciones entre los miembros o comandos de la banda, así como publicaciones internas de la propia ETA. Con todo ello también se podrá arrojar más luz sobre los objetivos que se fijó la organización, su extorsión sobre los empresarios o notas internas cruzadas entre los comandos de la organización criminal.

Este material, tras una inspección y evaluación por parte de las autoridades judiciales españolas, será depositado definitivamente en el Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo de Vitoria.

En la carta remitida por la AVT, que aún no ha sido respondida, también se expresa al ministro su “profundo malestar” por los ataques recibidos en los últimos días por la Guardia Civil, “concretamente a los miembros de la Unidad Central Operativa (UCO) y a los agentes que arrestaron “a los terroristas que perpetraron el atentado de la T4”.  La AVT reclama a Zoido que se incremente y refuerce “más que nunca” el apoyo y respeto “que merece la Guardia Civil, verdadera artífice junto a la Policía Nacional de la derrota policial de ETA”. Denuncia por último que cuestiones “de calado político que poco o nada tiene que ver con la lucha antiterrorista” puedan empañar la labor realizada por ambos cuerpos policiales durante estos años.