Les ha unido la misma causa, la que otras tantas veces les ha distanciado: la radio televisión pública, EiTB. Populares e izquierda abertzale han sumado hoy sus votos en demanda de imparcialidad y neutralidad en los informativos de la televisión pública vasca en un pleno del Parlamento Vasco en el que el PNV ha defendido la objetividad del Ente público mientras que su socio de Gobierno, el PSE, ha reconocido que no le “gusta lo que vemos en ella”.

En una cámara en la que se han ausentado las  24 parlamentarias de Bildu, Podemos y el PSE, esta mañana han sobrevolado algunos de los episodios más polémicos de los últimos meses vinculados a ETB. Ha sido el caso del programa que calificó de “fachas” y chonis” a los españoles, o el tratamiento que se ha hecho en ETB de la crisis catalana –“ha sido una sucursal de TV3 y el procés”, ha dicho el PP-, el tratamiento del terrorismo o la sobreexposición del Gobierno de Urkullu, “la verdadera estrella de ETB, sale todos los días”, según ha afirmado irónicamente EH Bildu. Aunque han coincidido en el apoyo a la iniciativa, los representantes de PP y Bildu han reconocido que “probablemente” sus conceptos de objetividad difieran.

Las dos formaciones del Ejecutivo vasco, PNV y PSE, han logrado tumbar la iniciativa original presentada por Bildu. Los votos de los socios de Gobierno han sacado adelante una iniciativa que plantea que en el próximo ‘Sociómetro’ que elabore el Gobierno vasco se incluya un “análisis sobre el pluralismo y la democracia en los medios de comunicación en Euskadi”. Además, se llama a la dirección de EiTB a que “propicie la designación de sus responsables “de criterios de profesionalidad que garanticen la independencia y la pluralidad”.

Con esta enmienda a la totalidad que ha sido aprobada se ha evitado que prospere la que Bildu presentaba y que ha logrado los apoyos del PP y de Podemos. En ella se expresaba “preocupación” por el tratamiento informativo “favorable al Gobierno y el partido que lo soporta” que se percibe en los informativos de ETB. Además, se reclamaba a la dirección del Ente a tomar medidas para garantizar “la neutralidad” de los mismos.

El PNV apela al ‘minutaje’

El PNV ha rechazado las acusaciones de falta de imparcialidad argumentando razones numéricas y de presencia de cada formación en la televisión y radios públicas. El portavoz nacionalista, Juan Carlos Ramírez Escudero ha esgrimido los datos del minutaje mensual que se remite a la Cámara por parte de la dirección de ETB y según el cual, su partido, el PNV, ocuparía un porcentaje de tiempo equivalente a un 15%, casi la mitad de lo que le correspondería por el peso de sus votos. Una cuantificación en la que el representante del PNV no ha incluido la que se otorga al Ejecutivo de Iñigo Urkullu.

Ha cuestionado que en cambio, a formaciones como al PP se les dedica el doble de tiempo que les correspondería y a EH Bildu “casi un 30% más”. Ramírez Escudero ha apelado a la “profesionalidad” de los trabajadores del Ente para asegurar que se cumplen los criterios de objetividad e imparcialidad, “aunque la objetividad es un concepto que está en una nube, es difícil de medir”, ha dicho. El portavoz del PNV ha reprochado al PP que intente dar “lecciones de objetividad” tras su gestión en otros canales públicos como en TeleMadrid o Canal Nou en Valencia.

La representante del PP, Nerea Llanos, ha recordado que ETB ha registrado este año los segundos peores resultados de su historia –los peores se alcanzaron en 2016- “pero sus responsables dicen que han cumplido el 70% de sus objetivos”. Ha afirmado que ETB se comporta como el particular “NODO del Gobierno”. Ha denunciado que se ha convertido en una televisión al servicio del nacionalismo, “al autobombo” de su Ejecutivo y a “adoctrinar” en cuestiones como Cataluña. Llanos ha subrayado que el propio PNV justifica que aparezcan más porque son los que gobiernan, “con lo que han dejado claro, que en ETB sólo salen los que gobiernan”.

“Dejen de pensar en ETB como una empresa”

Desde EH Bildu, su portavoz, Unai Urruzuno ha acusado a la dirección de ETB de manipular los contenidos y de no asegurar la “imparcialidad en sus contenidos. Ha reclamado que se garantice la “neutraldad” y que se tomen medidas para “prestigiar” los contenidos de sus informativos. Ha denunciado que en algunas informaciones se intercala la opinión de presentadores “que parecen más propios ‘El gato al agua” y que deberían evitarse en una televisión pública como ETB.

Desde Elkarrekin Podemos, Lander Martínez ha señalado que la obligación de “neutralidad e imparcialidad” que se le debe exigir a ETB “no se está cumpliendo”. Ha asegurado que esgrimir con razones de “minutaje” que se otorga a cada formación la imparcialidad del Ente “es ridículo”. Ha reclamado que se imiten otros modelos de televisión pública que sí aplican indicadores capaces de mediar la objetividad de sus contenidos más allá del tiempo asignado a cada partido. Martínez ha reprochado al PNV que defienda un modelo de televisión que subcontrata en productoras externas la mayor parte de sus programas, muchos de ellos con contenido informativo y de opinión, “¿dónde rinden cuentas esas productoras?”: “Dejen de pensar en EiTB como una empresa y trátenla como servicio público que es”.

Por último, el portavoz del PSE, José Antonio Pastor, ha insistido en que a su partido “no le gusta cómo informa ETB” y que por ello insiste en que avance la ponencia parlamentaria abierta en la Cámara de Vitoria para la reforma estructural del Ente. Pastor ha señalado que es evidente que pese a que los informativos pueden ser los que más audiencia registran en el País Vasco, es mayor el porcentaje de ciudadanos y ciudadanas vascas que eligen otros canales para informarse. Ha criticado a EH Bildu que no apelara a la “objetividad” y la “profesionalidad” cuando en ocasiones anteriores se ha cuestionado contenidos emitidos por el canal público en materias como los presos de ETA o el sentimiento de pertenencia a España.