La emisión de un programa de humor en la televisión pública vasca, ETB, en el que se ridiculiza a los españoles, su cultura y sus símbolos, ha provocado un profundo revuelo en el País Vasco y la petición de explicaciones al consejero de Cultura del Gobierno vasco y la dirección el Ente público. Bajo el título Euskaduna naiz, eta zu? (Soy vasco, ¿y tú?) el espacio desgrana en su canal en euskera y a lo largo de una hora lo que define como la imagen que de España tienen en la sociedad vasca.

Tan sólo se incluyen opiniones críticas y contrarias y siempre en un tono que ridiculiza a España, los españoles y su cultura. Así, comienza asegurando que si en España siempre se hacen referencias a los tópicos vascos, “ha llegado la hora de que los vascos lo hagamos de los españoles”.

En primer lugar enumera lo que presenta como los cuatro “tópicos” que configuran la imagen que los vascos tienen de los españoles. El primero que se cita es el de “fachas”. En este punto se añade que personajes como José María Aznar, “sentado en una butaca acariciando un gato” lo personalizan como ninguno.

Tras él, el siguiente tópico es el de “paletos”, con pueblos “que siempre empiezan por Villafranca de…” y bailan en las verbenas al son de “un organillo”. El tercer tópico que según el programa define la imagen de los españoles en la sociedad vasca es el de “chonis”, “de los que salen en Callejeros y escuchan Camela”. Por último, la radiografía se completa con el término de “progres” que se quedaron “en la revolución del 68”.

A lo largo de casi una hora, y a través de los testimonios de actores, políticos, escritores y periodistas, Euskalduna naiz, eta zu? Aborda distintos apartados como los referidos a los símbolos, los principales defectos de los españoles o las diferencias respecto a la cultura vasca. Preguntados por el primer pensamiento que les viene al escuchar la palabra España, los participantes responden con términos como “trauma”, “opresión” o “culturalmente atrasados, a mi me viene la imagen de un cateto”, asegura la actriz Miren Gaztañaga. El actor Joseba Apaolaza responde que España tiene ese nombre “porque el de Mongolia ya estaba cogido”.

En otro momento se les cuestiona sobre lo que menos les gusta de los españoles y se escuchan desde un “todo, a mí no me gusta nada de ellos”, hasta críticas por su exceso de piropos, “los toros”, o el prototipo de “hombre español, prepotente e inculto”. Entre los “testimonios figura el de una diputada en el Congreso de los Diputados, por EH Bildu, Onintza Enbeitia, quien preguntada por su opinión de la bandera española responde que “es un horror”. Otra de la participantes va más allá y afirma que le provoca “un asco que no puedo” por tratarse de una enseña “cosida con dolor, es asquerosa”.

¿Qué te viene a al cabeza cuando escuchas la palabra España? «Trauma», «opresión», «culturalmente atrasados»…

A lo largo del espacio se combinan con diversos sketches como el que reproduce el momento de tener que rellenar la casilla de nacionalidad del documento para renovar el pasaporte, “yo soy vasco, no español”. En otro, se incluye una secuencia de Juego de Tronos en la que a una de las protagonistas se le escucha preguntar a los guerreros qué debía hacer ante la petición de su hijo de una camiseta de la selección española, a lo que todos responden que no se la compre. Sobre la camiseta de la selección en otro fragmento del programa otro de los intervinientes afirma que él “la lavaría con lejía”.

El PSE, socio de Gobierno, pide su retirada

El programa ha provocado el rechazo de PSE, socio de Gobierno del PNV en Ajuria Enea, por considerar que debe ser retirado por no respetar “la pluralidad de sentimientos e identidades que existen entre los vascos, presentar una imagen insultante hacia el resto de España y a Euskadi como si fuera una comunidad ajena a su pertenencia al Estado español”.

Desde primera hora de la tarde el programa ya no figuraba en la página web de EiTB. El PSE subraya que el Ente público debe ser respetuoso con el marco jurídico y por tanto “no presentar a Euskadi como una realidad política independiente de la española”. Recuerda que a lo largo del programa sólo se recogen opiniones de personas que rechazan su pertenencia a España y recurre a tópicos que en muchos casos son “insultantes y vejatorios”.

Desde el PP se ha calificado de «vergonzoso» el programa y su secretaria general en el País Vasco, Nerea Llanos, ha anunciado que solicitará la comparecencia del actual consejero de Cultura, Bingen Zupiria, antiguo director del EiTB, así como a los actuales responsables de la cadena pública.

Para el PP este nuevo episodio refuerza la petición hecha por su formación para revisar el actual modelo de la radio televisión pública vasca para darle la vuelta “como un calcetín”: “Ahora no sólo se utiliza este medio público para adoctrinar en el nacionalismo, sino que además se usa para inculcar el odio a lo español”, ha denunciado Llanos. La dirigente popular se ha preguntado qué dirían las formaciones nacionalistas si las afirmaciones que se vierten en el programa emitido por ETB-1 (íntegramente en euskera) se lanzaran contra los vascos.

El PSE, socio de Gobierno del PNV, denuncia la imagen «insultante» de España que se presenta y pide su retirada

Desde el Gobierno vasco se ha asegurado que se trata de un programa “pretendidamente en clave de humor” y cuya responsabilidad atañe únicamente a EiTB. Desde el Ejecutivo de Iñigo Urkullu se afirma que no se comparte el contenido del mismo ni los estereotipos que en él se emplean, “los rechaza totalmente”. Recuerda sin embargo que el programa, cuya emisión se remonta al 8 de febrero y que su divulgación por las redes sociales ahora lo ha reavivado, ya fue retirado hace tres semanas, así como de la página web.

Covite lo denunciará en Europa por xenófobo

También el Colectivo de Víctimas del terrorismo ha denunciado su emisión asegurando que acudirá ante la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia (ECRI) por incitar al odio contra los españoles y promover la “radicalización”.

Covite considera de especial gravedad que una televisión pública emita este tipo de contenidos de carácter “xenófobo” además de ser “racista e intolerante”. Apunta que solicitará que el programa sea analizado y requerirá al ECRI que se pronuncie sobre su contenido y el empleo de fondos públicos.

En opinión del colectivo de víctimas la emisión de espacios como éste suponen un reflejo de “la cultura del odio que sigue vigente en el País Vasco”, así como que ETB “se ha convertido en una de sus promotoras”. Covite se pregunta sobre qué ocurriría si un programa de iguales características abordara a colectivos como los musulmanes o los inmigrantes.

La nueva polémica en torno a EiTB supone una fractura importante en el seno del Gobierno vasco. Si la pasada legislatura la peticiones en favor de una profunda reforma y despolitización del Ente público fue desoída por el Gobierno de Urkullu, en este mandato el Ejecutivo de coalición sí se ha comprometido a afrontar la revisión del modelo de televisión pública.

El PNV logró evitar la destitución de la actual responsable de EiTB, Maite Iturbe, pese al rechazo total de la oposición, y al pobre balance de su gestión, que cerró el año pasado con los índices de audiencia más bajos de su historia. El Ente público vasco recibirá este año un presupuesto de 137 millones de euros.