El titular del Juzgado de Instrucción Número 13 de Barcelona, Juan Antonio Ramírez Sunyer, ha declarado compleja la causa donde se investigan los preparativos del referéndum ilegal del pasado 1 de octubre así como la hoja de ruta independentista trazada en la agenda del ex número dos de Junqueras, Josep María Jove. El magistrado se da de plazo hasta el 27 de febrero de 2019 para investigar los citados hechos.

En un auto, al que ha tenido acceso El Independiente, el instructor acepta la petición de la Fiscalía de Barcelona y declara compleja la causa del 1-O “habida cuenta de las numerosas diligencias de instrucción que se prevén necesarias y que el plazo de alguna de ellas no depende de este órgano instructor”.

Ramírez Sunyer sostiene que “resulta evidente la insuficiencia de los seis meses que, con carácter general se establecen para la instrucción de las causas en el artículo 324.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y más teniendo en cuenta que concurren las circunstancias de que la investigación tiene por objeto numerosos hechos punibles, involucra a gran cantidad de investigados y exige la realización de pericias o colaboraciones recabadas por el órgano judicial que impliquen el examen de abundante documentación o complicados análisis”.

Según dice el artículo 324 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCrim) «las diligencias de instrucción se practicarán durante el plazo máximo de seis meses desde la fecha del auto de incoación del sumario o de las diligencias previas».

De esta forma, el magistrado de Barcelona se da un plazo de hasta 18 meses –prorrogables- para investigar los hechos delictivos relacionados con la declaración de independencia de Cataluña. Al igual que Ramírez Sunyer, el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena también declaró recientemente compleja la causa que mantiene abierta contra los miembros del ex Govern por estos mismos hechos.