El debate había sido convocado tras los incidentes del pasado 22 de febrero durante el encuentro que enfrentó al Athletic Club y al Spartak de Moscú, y que se saldó con graves incidentes y la muerte durante los mismos del agente de la Ertzaintza, Inocencio Alonso. El calendario ha querido que el Parlamento Vasco debata en el pleno de hoy, un día después de los altercados provocados por aficionados ultra del Olympique de Marsella y que provocaron heridas a dos agentes de seguridad. En este contexto, la Cámara de Vitoria ha aprobado una declaración en la que insta a los clubes deportivos a expulsar a los aficionados y grupos ultra de su masa social.

En el quinto punto de la declaración acordada entre PNV, PSE y PP fijen en sus estatutos procedimientos de admisión y disciplinarios para impedir que “personas o grupos con comportamientos violentos o intolerantes” formen parte de la masa social de los clubes deportivos. Además, se insta al Gobierno vasco a trabajar con la participación del as Federaciones y Clubes deportivos de manera coordinada con la Consejería de Seguridad para erradicar los comportamientos violentos.

En el documento aprobado por la Cámara vasca también se apela a la UEFA como agente necesario para erradicar la violencia, junto a las instituciones públicas y las entidades deportivas para “una adecuada gestión, control y autorregulación que contribuya a la erradicación de la violencia en el deporte”. En el último punto del acuerdo transaccional se solicita a la Unión Europea apoyo y coordinación en materia de política deportiva.

PNV, PSE y PP defienden que los clubes impidan en sus estatutos la admisión de “personas o grupos con comportamientos violentos o intolerantes

Las formaciones políticas han acordado además instar al Gobierno de Iñigo Urkullu a redactar antes de fin de año un informe con recomendaciones para el conjunto de instituciones y estamentos del deporte para actuar y contribuir a eliminar los episodios violentos en el deporte.

La portavoz del PSE, Rafaela Romero, se ha dirigido directamente contra los clubes de fútbol “ya no tiene excusa” para expulsar a los grupos de intolerantes, no se les deben admitir ya más excusas, ni al Athletic ni a ningún otro”. Ha recordado que el fenómeno violento en torno al fútbol conlleva otras muchas vulneraciones como la xenofobia, el machismo o el racismo, “es un problema también de educación”.

En el PNV, su portavoz, Aitor Urrutia, ha asegurado que la violencia en el fútbol no es tanto una cuestión de “cultura y deporte” sino un problema de “seguridad pública” ante el que los Estados deben “defenderse”. Ha recordado como países como el Reino Unido tomaron medidas “cómo retirar el pasaporte a 3.000 radicales que iban a acudir al mundial de Alemania” y que se han demostrado eficaces.

La iniciativa original, presentada por Podemos, y que sólo ha contado con el respaldo de EH Bildu, incluía el reproche al Gobierno de Urkullu por la falta de acción del Kirolalde, el Comité Vasco Contra la Violencia en el Deporte. La formación morada pretendía reprobar al consejero de Cultura y Deporte, Bingen Zupiria por no haber  tomado “medidas eficientes” a través de esta institución en contra de la violencia en el deporte”. Un reproche que el PNV ha rebatido asegurando que el marco legal actual en la lucha contra la violencia ha dejado vació de competencias este organismo hasta hacerlo prácticamente “inejecutivo”.

Saldar cuentas con ‘Herri Norte’

En el pleno de esta mañana se debatía otro punto en relación al dispositivo llevado a cabo por la Ertzaintza el pasado 22 de febrero con motivo del Athletic-Spartak de Moscú. De nuevo, PNV, PSE y PP han consensuado un texto del que se han quedado fuera Podemos y EH Bildu. En él, se reiteraban muchas de las reclamaciones del punto anterior pero se incluía una petición a la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte a que “continúe ejerciendo su potestad sancionadora con quienes sostengan conductas violentas” en los recintos deportivos. Le llama a prohibir el acceso a los campos a las personas y grupos violentos.

En su último punto se urge a la consejería de Seguridad a negociar con la representación sindical de la Ertzaintza las mejoras necesarias en la Brigada Móvil (antidisturbios) “con el fin de ganar en la eficacia y garantizar ña seguridad de la ciudadanía y de los agentes de la Ertzaintza”.

Podemos: “Señora Llanos (PP), ustedes han venido a saldar cuentas con ‘Herri Norte’, su cabeza de turco”

Durante el debate de la misma, el PP ha recordado que durante los graves incidentes del 22 de marzo también estuvieron protagonizados por radicales vascos, relacionados con el Athletic Club. La portavoz popular, Nerea Llanos, ha citado de manera expresa al grupo de radicales ‘Herri Norte’ y para los que ha solicitado que el Athletic debería expulsar. Llanos ha señalado que el operativo del día 22 falló y que en cambio el llevado a cabo ayer “estuvo mejor”.

Desde Podemos se ha reprobado con dureza la intervención del PP por citar a “un cabeza de turco”, en referencia a ‘Herri Norte’. “Señora Llanos, usted ha venido aquí a saldar cuentas con Herri Norte”, le ha reprochado la portavoz de la formación lila, Edurne García. También ha advertido que quienes aproveches los incidentes ocurridos en las últimas semanas para reclamar la vuelta de las “pelotas de goma” o la aplicación de la “ley mordaza, nos tendrá enfrente”.

Tampoco el PNV ha apoyado que se “generalice” el reproche a ‘Herri Norte’, y ha defendido que el reproche entre los miembros de este grupo ultra se limite a quienes han cometido “actos violentos”.