La convocatoria de los Comités de Defensa de la República ha conseguido su objetivo y bajo el acto bautizado como ‘Borbón y Constitución al foguerón’ varias personas han quemado fotos del Rey y ejemplares de la Constitución Española la noche de este viernes en Cataluña.

A través de los grupos de whatsapp, se ha invitado a sus seguidores a llevar fotos del rey «impresas o fotocopiadas» y material para prenderles fuego. Situación que se ha materializado en Barcelona y Sabadell.

El pasado jueves cientos de personas se concentraron en la plaza de Sant Jaume para protestar por los últimos registros llevados a cabo por la Guardia Civil, relacionados con el proceso soberanista.

La manifestación se convocó justo después de que agentes de la Guardia Civil entraran, por orden judicial, en la sede de Òmnium Cultural en Barcelona, y en el domicilio y el despacho del secretario de Difusión y Atención al Ciudadano de la conselleria de Presidencia, Antonio Molons, ubicado en el Palau de la Generalitat.

Entre los asistentes estuvieron el vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, y el presidente del Parlament, Roger Torrent, así como representantes de Junts per Catalunya, ERC, la CUP y Catalunya en Comú-Podem.

Al finalizar el acto, varios de los asistentes han reclamado a los políticos que explicaran con el micrófono que los Comités de Defensa de la República (CDRS) han organizado una concentración ante el cuartel de la Guardia Civil en el barrio barcelonés de Gracia para protestar contra los mismo registros.

Varios centenares de personas acudieron entonces al cuartel de la Guardia Civil en el paseo de Gracia y algunos manifestantes qumaron fotos del Rey Felipe VI, obligando a los Mossos d’Esquadra a actuar.