El ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha dicho hoy que «nadie» le ha pedido que renuncie a su acta de diputado para facilitar la investidura del nuevo Gobierno catalán, e insistió en que el desbloqueo pasa por que se le deje delegar su voto.

«A mí nadie me ha pedido que deje el escaño, me piden y yo he pedido, delegar el voto, lo que se debería permitir para respetar el resultado de las elecciones del 21 de diciembre», ha afirmado Puigdemont en una conferencia de prensa en Ginebra, donde esta tarde participa en un foro sobre derechos humanos.

«Evidentemente, no hay obstáculos reglamentarios para que yo pueda delegar el voto, pero estamos ante una intervención de la Justicia en la vida legislativa catalana, cosa que es bastante impropia de un régimen donde debería haber separación de poderes», agregó el ex mandatario.

la independencia «no es la única solución» para Cataluña

Antes de la conferencia sobre Derechos Humanos, el ex presidente catalán ha asegurado que la independencia «no es la única solución», y apuntó que «el modelo suizo» es la opción «más eficaz y atractiva». «¿Es la independencia la única opción? Para nada. Hay otras», ha recalcado Puigdemont en declaraciones a los medios de comunicación. «Quizás entre estas (otras opciones) el modelo suizo es la más eficaz y atractiva», ha señalado Puigdemont.

La Confederación Helvética es un país con una estructura federal y descentralizada en la que los cantones tienen muchas competencias, y en la que destaca la democracia directa y la celebración de varios referendos al año en los que la ciudadanía decide sobre diferentes medidas políticas, económicas y sociales.

Se reunirá este lunes con Anna Gabriel (CUP)

Puigdemont ha explicado eque se reunirá con la ex diputada de la CUP Anna Gabriel en Ginebra para abordar la agenda política actual, pero no negociarán la investidura. «No he venido a ver a Anna Gabriel para desencallar ninguna negociación ni para negociar nada», ha afirmado en declaraciones a los medios en Ginebra.

El líder de JxCat ha explicado que hablarán sobre su situación personal en el extranjero, de cómo se pueden ayudar mutuamente, de cómo Gabriel puede contribuir en el Consell de la República que los partidos independentistas quieren constituir en Bruselas y sobre «la situación política en general y la defensa de los derechos colectivos e individuales en Cataluña«.

Aun así, Puigdemont ha reconocido que «será inevitable» que en su encuentro no hablen de la actualidad política, ya que cree que sería raro que se reuniera con Gabriel sin tratar la situación política.

Este encuentro se producirá después de que JxCat se haya ofrecido a la CUP a llevar a cabo una moción de confianza a mediados de legislatura para conseguir cerrar ahora un pacto de investidura para poder formar Govern.