La Mesa del Parlament ha admitido a trámite la propuesta de reforma de la Ley de Presidencia presentada por JxCat para habilitar la investidura telemática, así como la propuesta de resolución de C’s para pedir comparecencia de Roger Torrent en un Pleno, que podría celebrarse la próxima semana.

La reforma propuesta en su día por JxCat pretendía habilitar la investidura telemática de Carles Puigdemont, así como el funcionamiento a distancia de un eventual gobierno integrado por parte de los ex consejeros huidos en Bruselas y el propio Puigdemont. Una vía que los partidos independentistas podrían intentar recuperar ahora para investir a Jordi Sánchez pese a que siga en prisión, pirueta que JxCat y ERC confían en que consiga el apoyo de la CUP a la investidura.

El presidente de la cámara, Roger Torrent, frenó en su momento esta iniciativa y pidió un informe a los letrados que concluyeron, una vez desestimada la candidatura de Puigdemont, que la reforma era constitucional siempre y cuando se aprobara con el Govern constituido, no para permitir la investidura de Puigdemont, puesto que esto contravendría las medidas cautelares dictadas por el Tribunal Constitucional.

La reforma ha sido admitida a trámite con el apoyo del bloque independentista y la oposición de C’s y PSC, que ya han anunciado que presentarán petición de reconsideración, lo que paraliza cualquier tramitación hasta que vuelva a reunirse la Mesa para darle su aval.

La portavoz del PSC, Eva Granados, ha advertido tras la reunión de la Mesa y la Junta que los socialistas irán «hasta el final» para impedir la tramitación de una reforma que supone «cambiar las reglas del juego una vez empezado el partido». Es decir, que tras la petición de reconsideración que con toda probabilidad será desestimada por los independentistas acudirán al Consell de Garanties Estatutaries.

Granados ha recordado a los partidos independentistas que la investidura se tiene que ajustar a la legislación actual, «con un candidato que se dirija a la cámara desde el hemiciclo y un gobierno en el Palau de la Generalitat». Ha lamentado además que Torrent «se ha sacado de la manga la celebración de un pleno ordinario» que no estaba previsto en el orden del día, «parece que esconde la aprobación» de la reforma de ley admitida hoy por vía de lectura única, ha concluido.

Comparecencia de Torrent

La Junta de Portavoces ha aprobado además el orden del día del próximo pleno, en el que se debatirá la propuesta de C’s para que Torrent comparezca y de explicaciones sobre el bloqueo de la actividad política debido a la imposibilidad de llevar a cabo una investidura, sin que oficialmente corran los plazos para la celebración de nuevas elecciones.

El partido naranja ha reformulado su petición para que Torrent comparezca finalmente ante el pleno, en el que se debatirá el bloqueo institucional tras los dos plenos de investidura suspendidos y la necesidad de que empiecen a correr los plazos de la investidura.

El portavoz adjunto de C’s, Fernando de Páramo, ha acusado al presidente de la Cámara dc esconderse tras la Mesa, después de que Torrent respondiera a Inés Arrimadas por carta rechazando su petición de comparecencia porque esta medida no está contemplada en el reglamento del Parlament.

La Junta de Portavoces ha acordado el orden del día de ese pleno, basado en la petición de C’s, pero no ha fijado la fecha del mismo, atribución que corresponde al presidente de la Cámara. La negativa de Torrent a fijar una fecha ha llevado a la oposición a sospechar que esperará a ver despejado el camino para la ley de reforma de la presidencia, que sería incluida en el último momento en el orden del día, como ya se hizo el pasado septiembre con las leyes del referéndum y de transitoriedad jurídica.