El ex presidente catalán Carles Puigdemont viajará a Helsinki entre los días 22 y 24 de marzo, según ha anunciado en su cuenta de Twitter el diputado finlandés por Laponia Mikko Kärnä, cercano al independentismo catalán y muy activo en redes sociales durante los últimos meses en relación al desafío secesionista, hasta el punto de ilustrar sus fotos de perfil con los colores de la senyera.

Kärnä, que presenta a Puigdemont como «presidente exiliado», detalla que Puigdemont visitará el Parlamento finlandés, invitado por el Intergrupo de Amigos de Cataluña de la Cámara. Eso sí, aclara que viaja «como ciudadano particular europeo» y que el Gobierno finlandés no tiene nada que ver con la visita.

El viernes, Puigdemont acudirá a la Universidad de Helsinki para dar una conferencia pública. En su comunicado, el diputado anfitrión dice que muchos finlandeses y catalanes en el país celebran la visita de quien describe como «un campeón en la defensa de la libertad, la democracia y los derechos humanos en Europa». Kärnä, diputado por la Laponia finlandesa, se presenta en su cuenta de Twitter como «defensor de Laponia y de Cataluña», y asegura que Puigdemont «defiende la Europa de las regiones de las acciones represivas del Estado español».

Polémicas anteriores

Kärnä ha sido un agitador habitual durante los últimos meses y protagonizó una polémica con el embajador español en Finlandia, Manuel de la Cámara, cuando este le reprochó por correo electrónico su apoyo a la causa independentista. Según denunció el propio Kärnä por Twitter, el diplomático le advirtió que «si un día Finlandia tiene un problema de seguridad y necesita la solidaridad de sus socios de la UE, puede buscarla en Cataluña». «¿Esta es la diplomacia española? Gracias por su respuesta, señor embajador. ¡Dejen a los catalanes votar en el referéndum!», respondió el diputado lapón por la misma red social.

Kärnä representa una posición minoritaria en el parlamento finlandés, aunque su figura ha sido utilizada de manera propagandística por parte del independentismo catalán, que ha llegado a hacer pasar sus tweets por la posición oficial del gobierno europeo.