Los ex consejeros Toni Comín, Meritxell Serret y Lluís Puig han sido puestos en libertad sin fianza mientras se resuelven las órdenes europeas de detención y entrega dictadas por el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena.

Así lo ha anunciado en declaraciones a los medios el propio Comín, acompañado por Serret y Puig, así como sus abogados, a las puertas de la sede de la Fiscalía de Bruselas donde han prestado declaración este jueves.

Comín ha expresado su «inmensa satisfacción», por este hecho y por la decisión de la Justicia alemana de dictar libertad bajo fianza para Carles Puigdemont, y ha pedido que los políticos catalanes presos en España también salgan de prisión.

La Fiscalía de Bruselas ha informado de que la liberación de los ex consejeros no puede recurrirse y de que no hay fecha ni plazo establecido para su comparecencia ante la Cámara del Consejo, el próximo paso en el proceso de entrega.

Este jueves, la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein ha desestimado el delito de rebelión en la orden europea de entrega contra Puigdemont y ha acordado seguir con su procedimiento únicamente por el posible delito de malversación. Mientras tanto, el ex presidente de la Generalitat podrá salir de la prisión de Neumünster previo pago de una fianza de 75.000 euros.