Lluís Salvadó, número dos de Oriol Junqueras en Economía, no formará parte del trío de diputados escogidos por el Parlament para auditar las cuentas de la Cámara catalana. ERC lo intentó, pero el rechazo de los dos principales grupos de la oposición, C’s y PSC, ha obligado a los republicanos a reconsiderar la candidatura de un diputado marcado por sus afirmaciones machistas -bromeó sobre la posibilidad de escoger a una consejera por sus tetas- e investigado por malversación de fondos dentro de la causa sobre el 1-O. Salvadó, hasta hace unas semanas hombre de la máxima confianza de Junqueras, sigue siendo un peso muerto en las maltrechas espaldas de Esquerra, que no acaba de dar salida al ex número dos de la conselleria de Economía.

El martes, la Mesa recibió las propuestas de los tres grupos mayoritarios para designar a los diputados interventores del Parlament, aquellos que deben revisar las cuentas de la cámara. Una elección habitualmente rutinaria que se delega en los grupos mayoritarios y se aprueba por asentimiento. Sin embargo, el nombre de Salvadó en la terna propuesta respectivamente por C’s, JxCat y ERC, llevó al PSC y a Ciudadanos a anunciar que pedirían votación separada de los candidatos para expresar sus rechazo a la propuesta de ERC. Los republicanos anunciaron ayer la sustitución de Salvadó por David Rodríguez, que hoy aceptará la Mesa para que pueda ser votado en el Pleno.

La portavoz socialista recordó especialmente las afirmaciones de Salvadó en las que ironizaba sobre los pechos de la futura consellera de Ensenyament, en una conversación privada grabada en el marco de las investigaciones sobre la organización del referéndum del 1-O. “¿La mujer de Puigdemont no es rumana? Supongo que ella sí que accederá”, afirma el interlocutor de Salvadó en pleno ataque de risa. “Están buscando una rumana, vía la mujer de Puigdemont, o una brasileña, que son resultonas”, responde Salvadó.

En este punto, ambos coinciden en que encontrar mujeres para puestos de responsabilidad es difícil. “Encontrar mujeres es misión imposible. Es más fácil inaugurar un auditorio que encontrar mujeres”, sigue el interlocutor del ex cargo del Govern. “Pues mira, a la que tenga las tetas más gordas se lo das y ya está. Y te quedas tan ancho”, concluía Salvadó en una conversación que se ha convertido en su tumba política. Tras hacerse pública, ERC abrió un expediente informativo al dirigente, del que no se conocen conclusiones. Un expediente anunciado a medianoche, después de que las juventudes de su partido pidieran su dimisión.

La líder de C’s, Inés Arrimadas, destacó además que Salvadó está siendo investigado por malversación de dinero público que supuestamente habría desviado de las arcas de la Generalitat para sufragar el referéndum independentista. Unos antecedentes que, junto a sus declaraciones machistas, lo invalidan en opinión de la líder naranja para auditar las cuentas del Parlament.