PolíticaGÜRTEL

El arquitecto de la Gürtel y amigo de Aznar carga contra la UDEF: “No tiene que hacer valoraciones”

Ramón Blanco Balín, presunto arquitecto de las empresas societarias de la trama, alega que no tiene "ningún vínculo" con el PP para desmarcarse de la comisión

logo
El arquitecto de la Gürtel y amigo de Aznar carga contra la UDEF: “No tiene que hacer valoraciones”
Ramón Blanco Balín, presunto arquitecto de la Gürtel, en el Congreso.

Ramón Blanco Balín, presunto arquitecto de la Gürtel, en el Congreso.

Resumen:

El presunto blanqueador y arquitecto de la trama Gürtel, el asesor fiscal Ramón Blanco Balín y amigo personal del ex presidente José María Aznar, ha acudido este  martes al Congreso de los Diputados para comparecer en la comisión de investigación sobre la presunta financiación irregular del PP. El dirigente, para el que la Fiscalía pide 15 años por delitos fiscales, ha rechazado declarar en el Parlamento alegando que no tiene ningún vínculo con el Partido Popular: “En esta comisión no es posible aportar ningún dato porque no he pertenecido nunca al PP; no he sido nunca afiliado al mismo, no he sido militante, no he ocupado cargo público por su designación ni candidato de sus listas, ni tampoco ocupado ningún puesto de sus estructura organizativa”, ha argumentado. El compareciente se ha amparado en el juicio abierto en la Audiencia Nacional para acogerse a su derecho no declarar, aunque ha dado breves respuestas en las preguntas que consideraba. Entre ellas, la relación que guarda con el ex presidente de Gobierno o su opinión sobre las informes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal.

Blanco Balín, artífice del entramado financiero de la trama, era miembro de los consejos de administración de muchas de las empresas del cabecilla de la ‘Gürtel’ Francisco Correa, y el supuesto responsable de blanquear del dinero que obtenían de comisiones ilegales que pagaron empresarios para conseguir contratos públicos. El que fuera vicepresidente de Repsol está acusado de haber participado junto a la trama Gürtel en diversos contratos para la organización de la visita del Papa Benedicto XVI a Valencia en el año 2006, por los que se adjudicó el alquiler de pantallas y megafonía a una sociedad vinculada a Correa.

A lo largo de su comparecencia, Blanco Balín ha rechazado la mayoría de las preguntas con un escueto “no voy a contestar”, aunque en algunas de las cuestiones ha respondido brevemente o ha corregido a los diputados que le interrogaban: “Era asesor fiscal, no lo confundan con asuntos financieros porque no es lo mismo”; ha advertido. El compareciente, que habría diseñado la red de empresas para ocultar las irregularidades, ha sido preguntado sobre su relación con Artura Fasana, empresario Suizo a quien presentó a Francisco Correa en un hotel de Ginebra para ocultar dinero en Suiza. “No voy a contestar”.

Sí ha rechazado de pleno las acusaciones que el presunto cerebro de la trama, Pablo Crespo, lanzó en sede judicial. En uno de sus documentos intervenidos por la Policía había un dibujo con una estructura societaria en forma de “árbol” de las compañías de Correa, que la Fiscalía cree que se usaba para ocultar a Hacienda los ingresos de las empresas. Crespo, número 2 de Gürtel, aseguró el pasado febrero que ese esquema era fruto de una reunión con Blanco Balín a quien acusó de diseñar la madeja societaria. Dos meses después de aquellas ocasiones, Blanco Balín sí se ha pronunciado para desmentirlo: “No es cierto”.

En un momento dado de su comparecencia, Blanco ha sido preguntado por su relación con Aznar, a quien conoció “porque dimos clase juntos preparando las oposiciones durante seis años” para la carrera de inspector de Finanzas del Estado. Preguntado por Oskar Matute, de EH Bildu, sobre un informe de la UDEF en el que le describe como el cerebro que tejió los paraísos fiscales, Blanco Balín se ha rebelado y, visiblemente molesto, ha lanzado acusaciones contra la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales: “La Policía se extralimita porque está para hacer hechos, pero no valoraciones”. “No tiene que hacer valoraciones”, ha continuado.