La mayoría independentista se ha impuesto de nuevo en la Mesa para rechazar las reconsideraciones de C’s, PSC y PP y hacer efectivo el voto delegado de Antoni Comin. Un voto que ha servido en primer lugar para validar por unanimidad los dos decretos del Gobierno en aplicación del 155, el pago de la paga extra de los funcionarios de 2012 y la prórroga presupuestaria. Unos decretos que JxCat ha utilizado para defender que si el Gobierno no ha comparecido ante el Parlament en este caso, se puede gobernar desde Bruselas.

El diputado de JxCat Marc Solsona ha utilizado la aprobación de los decretos que suponen la aplicación del 155 sin presencia del Gobierno para argumentar que esto avala que Carles Puigdemont gobierne la Generalitat desde Alemania o Bélgica, puesto que no se ha producido debate con los firmantes de los decretos, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaria, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Alejandro Fernández (PP) les ha acusado de decidir «no desaprovechar el escenario de un nuevo victimismo» al bloquear la aprobación del decreto con el objetivo de que «los trabajadores públicos no cobraran porque el Gobierno no había comparecido». El diputado popular ha señalado que «la aplicación del 155 no ha sido un balneario, pero ha tenido efectos positivos» entre los que ha enumerado la caída de la preocupación por la situación catalana según el CIS o los acuerdos adoptados por el Consejo de Ministros.

Acordaron en 2016 devolver la paga, tuvieron un año y no pagaron» les recuerda el popular Alejandro Fernández

«1370 millones de euros, donde antes había reproches ahora hay soluciones, cierto que el acuerdo se cerró en 2016, pero tuvieron un año y no pagaron. Se ha demostrado que mentían, también a los trabajadores públicos» ha concluido Fernández. «Este decreto ley les retrata y la imagen que les devuelve no es reconfortante». 

El diputado de ERC Chakir el Homrani, ha denostado que la representante de cuatro diputados de 135, en referencia a la vicepresidenta del Gobierno. «Es una anomalía absoluta, incardinada en un 155 que tiene consecuencias: centenares de personas cesadas y 90 actividades suspendidas» ha enumerado para acabar exigiendo, una vez más, a sus socios de JxCat que den pasos para formar gobierno.

Alicia Romero, portavoz del PSC en materia económica, ha recordado que el pleno celebrado hoy «nos lo podríamos haber ahorrado si el 5 de abril » si la mayoría independentista no lo hubiera frenado. Los letrados han explicado que la presencia del Gobierno solo es obligatorio cuando el decreto es de urgencia, ha apuntado. La diputada socialista ha recordado además que los dos decretos fueron elaborados por la directora de la función pública, Meritxell Borras, y el secretario general de Economía, Pere Aragonés.

«Si gestionaran la realidad quien habría firmado el decreto sería un conseller» ha añadido, «la responsabilidad de que estos decretos los firme Sáenz de Santamaría es de la mayoría independentista que no ha formado gobierno».

En términos similares se ha expresado Susana Segovia, de CatEC-Podem, quien ha ironizado que el pasado 5 de abril, diputados independentistas reconocían en privado que habían bloqueado la aprobación de los decretos confiando en la rápida formación de gobierno. «Decían que se hacía porque habría Govern antes de Sant Jordi y querían que el decreto lo firmara un conseller de la Generalitat. Estamos a 25 de abril, el decreto es el mismo y la firma también».

«Este decreto llega tarde y firmado desde Madrid, esto se podría haber evitado, formen gobierno» ha concluido. El portavoz de la CUP Vidal Aragonés se ha sumado en esta ocasión a la oposición para denunciar la nula voluntad de negociación del gobierno de JxSi con los funcionarios de la Generalitat, porque todavía no se ha negociado la devolución de la paga de 2013 y 2014.