En torno a 200 jueces y fiscales se han manifestado hoy a las puertas del Ministerio de Justicia para solicitar una «justicia eficiente y de calidad» en una concentración en la que han solicitado una vez más la dimisión del ministro, Rafael Catalá.

«Catalá dimisión» o «tiene Catalá un problema singular» han sido algunas de las consignas que se han escuchado hoy durante la protesta, en la que no han faltado las togas y donde se han podido leer carteles con el lema «por una justicia libre de presiones políticas».

Convocados por las siete asociaciones representativas de ambas carreras, jueces y fiscales han continuado hoy con las protestas que han llevado a cabo en las últimas semanas y han solicitado «más jueces y menos corrupción» y una mayor independencia de la Justicia y del Ministerio Fiscal.

En esta ocasión, además de protestar por las condiciones profesionales del sector, jueces y fiscales han querido mostrar su malestar por las palabras del ministro sobre el juez que emitió un voto particular discrepante a la sentencia del caso de La Manada, lo que consideran una injerencia política «intolerable».