El líder del PSOE, Pedro Sánchez, baraja la posibilidad de proponer a la ex ministra de Vivienda Beatriz Corredor para encabezar la lista al Ayuntamiento de Madrid, una opción que el secretario general de los socialistas madrileños, José Manuel Franco, vería con buenos ojos, aseguran a Efe fuentes de su entorno.

Beatriz Corredor, madrileña, de 49 años, registradora de la propiedad y actual secretaria de Ordenación del Territorio y Políticas de Vivienda en la ejecutiva federal, fue concejala del Ayuntamiento de Madrid durante unos meses (desde septiembre de 2007 a junio de 2008), antes de que José Luis Rodríguez Zapatero la nombrara ministra.

Amiga personal de Sánchez, a quien conoció en aquella época en la que les presentó el diputado Antonio Hernando, se volcó en apoyar su candidatura en las primarias de hace un año, frente a la presidenta andaluza, Susana Díaz.

Divorciada y madre de tres hijas, se afilió al PSOE en 2003 por indignación contra el “tamayazo”

Divorciada y madre de tres hijas, se afilió al PSOE en 2003 por indignación contra el “tamayazo”, cuando los socialistas Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez impidieron con su deserción un gobierno con IU presidido por Rafael Simancas. En la Ejecutiva del PSOE-M aseguran que Corredor encajaría en el perfil de candidatura “idónea” y “potente” en el que llevan meses trabajando: una persona de unos 40 o 50 años, preferentemente mujer, militante socialista y con una buena trayectoria profesional.

Les preocupa, sin embargo, que la buena posición económica de la dirigente socialista pueda perjudicarla, aunque en Ferraz algunos creen lo contrario y apuntan incluso que su perfil de “burguesa” le puede beneficiar, sobre todo si se trata de competir con Ciudadanos. Según su declaración de bienes, Corredor gana 14.800 euros de sueldo neto al mes (24.750 euros brutos) y percibe una renta por un piso alquilado de 6.741,85 euros. Los que no creen que sea la candidata adecuada sostienen que le falta “punch” y que si llega a encabezar la lista del PSOE será “por descarte” de otras opciones.

Su vinculación con la peor etapa del Gobierno de Zapatero también se ve como un inconveniente entre los socialistas madrileños: “Con Corredor le damos la campaña hecha al PP”, lamenta una representante del PSOE-M que recuerda “ocurrencias” de la exministra que los populares explotaron, como los “minipisos” de 15 metros cuadrados.

Aunque Sánchez asegura que tiene “varias opciones en la cabeza”, la de Corredor es la única que por el momento confirman desde la dirección del PSOE y ella no lo ha descartado, como hizo con rotundidad hace meses la presidenta del partido y candidata favorita de Franco, Cristina Narbona. Fuentes próximas a Corredor señalan que ésta “no puede descartar algo que no le han ofrecido”.

Oficialmente no será hasta después del verano cuando el PSOE abra ese debate y además Sánchez preferiría esperar a que Manuela Carmena confirmara que opta a la reelección y a que el PP y Cs tuviera nombrados también a sus candidatos.

Si Corredor fuera la elegida y Ángel Gabilondo repitiese como candidato a la Comunidad de Madrid -lo que se da prácticamente por seguro en el PSOE- ambos compartirían “ticket” electoral diez años después de sentarse juntos en el Consejo de Ministros.

Según las fuentes, Franco asume que la propuesta del candidato en la capital ha sido tradicionalmente en su partido una cuestión de estrategia nacional, es decir, una decisión de Ferraz que, no obstante, tendrían que avalar los militantes, si hubiera un candidato alternativo dispuesto a competir en primarias.