Un contenido Rajoy ha valorado la votación de los Presupuestos Generales del Estado  ante la prensa tras ver sancionadas sus cuentas para este año con el apoyo de los cinco diputados del PNV. Con resultados muy ajustados en los que cualquier error pudiera haber sido fatal para los intereses del Gobierno, el inquilino de la Moncloa ha insistido en que «es una noticia importante» porque, que haya Cuentas, «ayuda al crecimiento, a la creación de empleo y a que las cosas le vayan mejor a un gran numero de españoles».

Superados los Presupuestos, el reto más inmediato que tiene Rajoy es el desafío catalán. Interrogado sobre si el fin del 155 «es inminente» , tal y como ha dicho este miércoles el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha replicado que él no se puede guiar por «inputs», por impresiones, y que nadie le ha traslado que mañana o pasado se vaya a formar ya un gobierno en Cataluña. Sin embargo, opina que «es lo único sensato». «Podrían haber hecho un ejecutivo en enero y si no fue así no es por culpa del Gobierno de España», se ha defendido.

Pone el balón en el tejado de Torra para que nombre un ejecutivo viable

«Sobre el 155 hay mucho debate y polémica, pero que deje de estar en aplicación no depende de nosotros sino de que se cumpla lo que dijo el Senado», esto es, que el 155 decaerá el día que tome posesión el nuevo ejecutivo autonómico. Y eso depende, ha recordado, de Quim Torra, dejando claro que «no se le puede pedir al Gobierno de España que dé su aprobación a una Generalitat que no puede cumplir sus funciones».

Respecto a los Presupuestos y tras subrayar que se trata de la ley más importante que pasa todos los años por el Parlamento, ha insistido en varias ocasiones que «ha sido difícil», pero que el consenso alcanzado nada menos que con siete fuerzas políticas demuestra «que han hecho lo que tenían que hacer» en lo que constituye una buena noticia dentro y fuera de España y también, para los inversores extranjeros, para los mercados, para las agencias de rating y para la consideración de nuestro país en la UE.

Expresa su satisfacción por los PGE pero se queja de que «no ha sido fácil»

«Estamos satisfechos. No ha sido fácil pero creo que esta es una de las decisiones de las que se pueden sentir legítimamente orgullosos» esos dirigentes políticos que han permitido que los Presupuestos hayan pasado el trámite parlamentario. «Quiero dar las gracias a todas las fuerzas políticas que han apoyado, todas eran necesarias, todas han hecho un gran esfuerzo, han antepuesto a cualquier otra consideración los intereses generales. Se ha apostado por construir y no por destruir», lo que resulta «recofortante».

Dando muestras de cierto cansancio y tras realizar un breve repaso por las líneas maestras del nuevo Presupuesto, ha reiterado que «no es fácil» aprobar los PGE con 134 escaños y «esto es una demostración de nuestra buena salud democrática». Sobre el aparente desplante que se han hecho el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que, tras la votación se han cruzado casi sin mirarse a la cara, cree que si «eso ha sido así no ha tenido que ver ni con la voluntad ni de uno ni de otro».

Agotar la legislatura

Por otro lado, Rajoy ha reiterado su disposición a agotar la legislatura, lo que, evidentemente, le facilita la aprobación de estos PGE. «Que se agote la legislatura es siempre muy positivo porque es cumplir las reglas del juego. Intentaremos cumplir los plazos que marcan nuestra Constitución y las leyes» y dice no esperar que este sea el momento de abrir la batalla electoral.