«Lo de la doble legitimidad es un engaño. La doble vuelta se hace porque no puede venir todo el partido a Madrid a un hotel. Vienen los delegados, como en los caucus de EEUU. Tienen por eso toda la legitimidad», ha señalado Pablo Casado en el programa Más de uno de Onda Cero en esta mañana del viernes 20 de julio en el que comenzará en Madrid el Congreso del Partido Popular.

Precisamente, Soraya Sáenz de Santamaría cuestionó este jueves el sistema de doble vuelta de las primarias del PP. La dirigente fue la candidata más votada por los afiliados en la primera fase, donde Pablo Casado obtuvo el segundo puesto con 1.546 votos menos. Este sábado en el Congreso Extraordinario del PP no votarán los afiliados sino los 3.184 compromisarios del PP. La ex vicepresidenta ha puesto en duda la efectividad del sistema, al considerar que si gana Casado existirían «dos legitimidades» en el partido, una otorgada por la militancia y otro por los compromisarios. Era la primera vez que Santamaría reconocía tan claramente la posibilidad de que gane su rival en primarias.»Yo he  ganado ante los afiliados, yo tengo la legitimidad de haber ganado», defendió en Onda Cero.

Pablo Casado se ha mostrado exultante por su cierre de campaña en Madrid «después de 25.000 kilómetros»: «Mil personas convocadas por redes sociales. La gente quiere una nueva era en el partido».

«Yo no he llamado a ningún compromisario: por respeto», ha señalado antes de insistir ene el respaldo que tiene: «Si sumamos mis votos con los de otros candidatos que he integrado salen unos 35.000, contra los 21.000 de Soraya. Estamos cinco candidatos trabajando conjuntamente, y la integración se hará al máximo nivel. Quiero confeccionar la Ejecutiva con todos».

«O cambiamos los partidos tradicionales, o nos cambian. La sociedad ha desconectado de los partidos tradicionales. La política está mal vista, por desgracia», ha afirmado. «Nos va a costar hacer listas electorales. Muy pocos compromisarios tienen un cargo remunerado», ha dicho Casado.

Casado también ha subrayado que, en Andalucía, contará con Juan Manuel Moreno para liderar la candidatura popular en las elecciones autonómicas aunque por ahora apoye la candidatura de Soraya Sáez de Santamaría, ya que respetará las decisiones ya tomadas por los congresos regionales.

Una vez tenga detallado el nuevo equipo dirigente del partido, su prioridad será designar «lo más rápidamente posible» a los candidatos autonómicos y municipales, en los que se basa el éxito del PP: «Si nos olvidamos de esto y nos creemos que esto es una ‘Operación Triunfo’ para ser presidente, no ganaremos», ha dicho, informa Efe. «Yo voy a respetar los congresos provinciales y regionales y creo que Andalucía es fundamental», ha subrayado convencido de que, tras el congreso, el PP «va a salir más fuerte y unido» ya que «la renovación es siempre por adición».

Casado ha concluido pidiendo a los compromisarios que este sábado «voten con cabeza y corazón, pensado en qué futuro quieren para sus hijos y para España».