Se acabó el romance. La relación se rompió de modo brusco con Mariano Rajoy y la moción de censura que le sacó de la Moncloa y no parece que se vaya a retomar con su sucesor, Pablo Casado. El PNV ha vuelto a dejar claro hoy que el nuevo presidente del PP no le gusta y que acercarse a sus tesis de “extrema derecha” se antoja por ahora muy difícil. El presidente de la formación, Andoni Ortuzar, ha asegurado que el nuevo líder de los populares se ha sumado a la estrategia del “pucherazo” electoral con el que PP y Ciudadanos quieren “eliminarnos”. De este modo se ha referido a la propuesta de modificación de la ley electoral para fijar un porcentaje mínimo de apoyo para tener representación en las dos cámaras.

Con motivo del 123 aniversario de la fundación de la formación, en el que se ha celebrado una ofrenda floral ante la estatua de Sabino Arana que el PNV instaló frente a su sede en Bilbao, el líder de los nacionalistas vascos ha asegurado que Casado y Rivera quieren “retorcer” la Constitución. Ha recordado que pese a que “se les llena la boca” con ella la van a emplear para hacer un Congreso de los Diputados “a su medida”. Ha apuntado que a algunas formaciones del Estado “les molestamos y quieren echarnos”. Ortuzar ha advertido que si finalmente logran modificar la ley electoral “de forma torticera” sólo provocarán que mucha gente se cuestione si el PNV debe continuar en el Estado: “Muchos dirán, si no nos quieren en el Congreso de los Diputados, no sé qué pintamos en este Estado. Lo dejo ahí”.

Muchos dirán, si no nos quieren en el Congreso no sé qué pintamos en este Estado. Lo dejo ahí»

Ortuzar ha recordado al PP cómo en su día enarbolaba la “España crisol de Pueblos” o cómo “hasta Fraga” defendía conceptos como la “nación de naciones”. Por ello ha criticado a Casado por apelar a la integración desde que ha asumido la dirección del PP, pero hacerlo en contra de algunas formaciones, “menuda manera tienen estos de integrar, eliminándote”.

«Los partidos españoles, a torta limpia»

En su repaso a la actividad del partido este curso, el presidente del EBB ha valorado que pese a haber vivido unos meses “de alto voltaje” en la política nacional, “el partido ha respondido bien”. Ha considerado que el PNV “ha acertado” en todas las decisiones que ha adoptado mientras ha visto “las idas y venidas de otros partidos”.

Respecto a las acusaciones de que España ha estado “en manos del PNV”, Ortuzar ha señalado que “no es verdad”. Pese a ello ha añadido que si en algún caso ha sido así la responsabilidad no es de los nacionalistas de la “incapacidad” del resto de formaciones para alcanzar acuerdos y “poner por delante los intereses de su país a los suyos partidistas”.

El patriotismo más que llamando a poner banderas en los balcones se demuestra gobernando y acordando entre diferentes»

Ha calificado de “cainita” la política de los partidos de ámbito nacional por ser “refractarios al acuerdo” y preferir el enfrentamiento, “les gusta más andar a torta limpia”. En este contexto ha situado la falta de acuerdo para acordar el techo de gasto: “El patriotismo más que llamando a poner banderas en los balcones o proclamando el ‘patriotismos de izquierdas sin complejos’ se demuestra gobernando y acordando entre diferentes en favor de la ciudadanía”.

Por último, el presidente del PNV se ha referido al acuerdo que su partido ha logrado con EH Bildu para dar pasos en la elaboración de un nuevo estatuto para Euskadi. Un documento que por el momento tan sólo ha logrado sumar a las dos formaciones nacionalistas: “Se nos acusa de subirnos al monte y de llevar de compañero de cordada sólo a Bildu. Se nos acusa de poner un techo, una meta ilegal y de marcar un trayecto sólo para abertzale. Pero esa mentira no es verdad”. Ha acusado a PSE y Podemos de carecer de “valentía” y de deberse a “sus partidos mayores de Madrid”. Ha recordado que el objetivo del PNV para acordar un nuevo Estatus alcance mayor consenso que el Estatuto de Gernika, para lo que ha reclamado a socialistas y Podemos “voluntad política y valentía para sentarse a hablar en una mesa sin vetos ni apriorismos”.