Política

Nuevo varapalo judicial a Carmena por el cambio del callejero franquista

Un juzgado considera que no se ha justificado "suficientemente" el cumplimiento de los requisitos que exige la ley para alterar la denominación de 8 de las 52 calles incluidas en el cambio del nomenclator aprobado por el Ayuntamiento en mayo de 2017

logo
Nuevo varapalo judicial a Carmena por el cambio del callejero franquista
Placa de la calle General Millán Astray.

Placa de la calle General Millán Astray, en Madrid. EP

Resumen:

Nuevo revés judicial al gobierno de Manuela Carmena por la sustitución del callejero franquista. Un juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Madrid ha dado la razón a la Fundación Francisco Franco y obliga a que ocho calles de la capital mantengan su denominación al no estar suficientemente justificado el cambio adoptado por el Ayuntamiento. Será el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) el órgano que tendrá que fijar el criterio final.

La Junta de Gobierno de Madrid acordó el 4 de mayo de 2017 el cambio del nomenclator en relación con 52 vías al entender de aplicación el artículo 15.1 de la Ley de Memoria Histórica, vigente desde el 28 de diciembre de 2007. Dicho precepto faculta a las administraciones públicas  a tomar las medidas oportunas para “la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura”.

En una sentencia dictada por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 23 de Madrid, fechada este lunes y a la que ha tenido acceso El Independiente, el magistrado Alberto Palomar estima parcialmente el recurso interpuesto por la Fundación Francisco Franco y revoca el acuerdo municipal por el que salían del callejero las vías madrileñas General Millán Astray, Hermanos García Noblejas, General Asensio Cabanillas, Caídos de la División Azul, Cirilo Martín Martín, El Algabeño, Comandante Zurita y Paseo del doctor Vallejo-Nájera.

El fallo en cambio avala el cambio en la denominación de otras 44 calles, entre ellas Batalla de Belchite, General García de la Herranz, travesía del General Franco, plaza del Caudillo, calle de los Héroes del Alcázar y avenida del Arco de la Victoria.

En los fundamentos de derecho, el juez recuerda que no es suficiente la condición de militar o funcionario de las personas cuyos nombres se incorporaron al callejero sino que es preciso justificar “un plus adicional de participación o de significación”, razón que no concurre en ocho de las calles a las que alteró el nombre el gobierno local.

Un juzgado de lo Contencioso considera que en 8 de las 52 calles no se justifican los requisitos que exige la ley para cambiar su denominación

El cambio en el nomenclator de seis de esas ocho vías (General Millán Astray, Hermanos García Noblejas, General Asensio Cabanillas, Caídos de la División Azul, Cirilo Martín Martín y El Algabeño) ya habían sido revocado por sentencias adoptadas por otros cinco juzgados de lo Contencioso-Administrativo por no haberlo motivado de forma suficiente el Comisionado de la Memoria Histórica, asumiendo dicho argumento el titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 23 de Madrid.

Éste tumba otras dos calles sentenciadas por Carmena. En el caso de Comandante Zorita, el magistrado considera que su transformación de Comandante a Aviador “no se presenta suficientemente justificada”, con la particularidad de que el Ayuntamiento admite que “se mantenga su denominación”.

Demetrio Zorita Alonso, nacido en Ponferrada (León) en 1917, pasó a la historia por convertirse en 1954 en el primer español que rompió la barrera del sonido a bordo de un avión Dassault MD 452 Mystère II del Ejército del Aire francés. Cuando Ahora Madrid planteó su retirada del callejero de la capital, los descendientes defendieron que su familiar no participó en los bombardeos durante la Guerra Civil y que, tras la contienda, no formó parte del aparato franquista. El Ayuntamiento, con todo, planteó que la calle del Comandante Zorita pasara a denominarse Amparo Baró, actriz fallecida en 2015.

De Comandante Zurita a Amparo Baró

Fue después de rechazar la propuesta -pese a contar el apoyo de los vocales de Ahora Madrid en el distrito de Tetuán- para que dicha calle pasara a denominarse Virgilio Leret Ruiz, capitán de Aviación ascendido a título póstumo a comandante. Leret Ruiz fue uno de los primeros fusilados durante la Guerra Civil y diseñó uno de los primeros prototipos de motor a reacción, como detallaba la petición promovida a través de la plataforma Change.org para que se cambiara la denominación de la vía de Comandante Zurita.

En lo que respecta a Paseo del Doctor Vallejo-Nájera, el juez tampoco juzga “suficientes” los argumentos esgrimidos. “Ni por la fecha de la concesión ni por las declaraciones de los miembros del Comisionado puede entenderse que la exclusión está suficientemente justificada”, concluye.

De otro lado, el juzgado considera que la Fundación Francisco Franco tiene “legitimación suficiente” para instar el recurso por ser una entidad fundacional “en el pleno ejercicio de sus derechos civiles”, si bien aprecia una conexión “difusa y genérica” entre sus fines y la existencia de “elementos de recuerdo y conmemoración situados en la denominación de las calles”.