En Etxarri Aranatz son mayoría absoluta. La izquierda abertzale copa nueve de los once escaños y tiene como única oposición al PP, con dos representantes. Y ello se plasma estos días en sus fiestas veraniegas. El ‘txupinazo’ lo lanzaron el pasado sábado los cinco hijos de presos de ETA que residen en el municipio navarro. Por la tarde cientos de personas secundaron la manifestación incluida en el programa de fiestas y hasta el próximo jueves, cuando concluirán las fiestas, la localidad seguirá repleta de carteles con imágenes de presos de la banda, pancartas reclamando su salida de la cárcel y regreso a casa y denuncias contra “los montajes policiales” para atacar a la juventud de la localidad.

Esta mañana Etxarri Aranatz clebra el día de los niños. Los castillos hinchables ya están preparados, junto a varios carteles con referencias a los presos de la organización terrorista y su situación penitenciaria.

Lo que no figura en el programa, y del que no hay constancia de que se haya celebrado, es el tradicional “Día del inútil” contra la presencia de la Guardia Civil. En ediciones anteriores incluía una peculiar actividad: “el tiro al fatxa”. Pese a las denuncias presentadas por diversos colectivos y formaciones, como el PP, la Justicia permitió finalmente que el año pasado se celebrara.

Este año en los días previos al inicio de las fiestas sí se convocó un acto en favor de la jornada “Ospa Hemendik” que está previsto que se celebre en la cercana localidad de Alsasua, a sólo 11 kilómetros de distancia, el próximo 1 de septiembre.

Las fiestas comenzaron el pasado sábado con el lanzamiento del ‘txupinazo’ que este año protagonizaron cinco niños, hijos de presos de ETA. A ello se ha sumado la exposición que sobre los llamados “niños de la mochila” ha organizado el colectivo de apoyo a los presos, Sare, titulada “Llena la mochila de futuro”.

En ella se expone la situación por la que atraviesan los menores a consecuencia de la aplicación de la política de dispersión. En la muestra se recuerda que sólo en Etxarri Aranatz a lo largo de los años de aplicación de la dispersión, cerca de 70 menores han sufrido su impacto a consecuencia de la dificultad para visitar a sus padres. La muestra cuenta con el apoyo del consistorio.

En la manifestación celebrada el sábado pasado, “el día de Casa” se reclamó el regreso a casa de los “presos, fugados y deportados”. En la marcha, organizada por el colectivo “Kalera, Kalera” se mostraron paneles con la imagen dibujada de los presos del municipio y la distancia a la cárcel en la que se encuentran cumpliendo condena.