Política

Torra desafía a Sánchez: ofrece acoger el Aquarius "bajo la autoridad del Gobierno de Cataluña"

El president de la Generalitat anuncia esta decisión 24 horas después de que el Gobierno rechazara la acogida por motivos de seguridad

El rescate del Aquarius del pasado 10 August

El rescate del Aquarius del pasado 10 August GUGLIELMO MANGIAPANE

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, se ha ofrecido este martes a acoger en un puerto catalán el barco de rescate Aquarius con 141 inmigrantes a bordo. El dirigente independentista desafía así al Gobierno central de Pedro Sánchez, que este lunes rechazó la acogida de la embarcación alegando cuestiones de seguridad. Unas horas después de la respuesta oficial de España, el presidente se ha ofrecido a hacer esta acogida «bajo la autoridad del Gobierno de Cataluña», actuando de facto como el presidente de un estado independiente con potestad para tomar decisiones diplomáticas de este tipo.

El Ejecutivo central negó el atraque al barco de rescate dos meses después de haber acogido a la misma embarcación con más de 600 rescatados. En el mes de junio, sólo diez días después de su llegada a la Moncloa, Pedro Sánchez atendió esa llamada de la ONG Médicos sin Fronteras (MSF) y organizó un gran dispositivo de acogida en Valencia. Apenas dos meses después, la ONG repite la petición de ayuda. Pero la respuesta es distinta: mientras el Gobierno niega que el barco viva una auténtica emergencia, el presidente de la ONG asegura que la situación “es peor”.

A través de las redes, Quim Torra se ha comprometido ahora a la acogida sólo 24 horas después del portazo de Moncloa, y ha señalado tres posibles puertos en los que podrían desembarcar los inmigrantes. «He pedido a los Puertos de la Generalitat que acojan el barco Aquarius en Palamós, Vilanova o St Carles de la Ràpita, puertos bajo la autoridad del Gobierno de Catalunya, con el fin de dar tierra al pueblo rescatado con todas las garantías. Cataluña siempre será una tierra de acogida», ha defendido en Twitter.

Médicos Sin Fronteras aseguran que la situación es «peor»

La acogida el pasado junio de más de 600 migrantes ha provocado críticas entre la oposición, que ha acusado a Pedro Sánchez de irresponsabilidad y de provocar un efecto llamada que ha sido negado por el Ejecutivo. Desde el Gobierno, sin embargo, han optado por rechazar el barco que esta semana ha pedido asilo para frenar estas críticas y no alimentar las posibles consecuencias de una nueva acogida.

Desde Moncloa recuerdan que, en junio, el Aquarius navegaba con 630 personas hacinadas, algunas de ellas gravemente enfermas, y sin víveres después de haber sido rechazados por varios países. Tan delicadas eran las condiciones que dos barcos italianos les dieron avituallamiento, acogieron a parte de los pasajeros y ayudaron a trasladarlos hasta el puerto de Valencia. En este caso, el Aquarius transporta a 141 migrantes rescatados el viernes y cuenta con víveres suficientes para atenderlos. Esa es la situación dentro del barco, pero fuera es “peor”, según detalla la ONG Médicos Sin Fronteras.

Esta circunstancia se da porque, aunque en el barco no hay malas condiciones, hay otras embarcaciones de migrantes a la deriva que no han podido ser rescatadas por el Aquarius, que está a la espera de ser recibido. La negativa de países como Italia a recibir migrantes ha hecho que la ruta del Mediterráneo sea aún más mortífera, detallan desde esta ONG.

Comentar ()