Un hombre que portaba un arma blanca ha sido abatido esta mañana al intentar acceder a la comisaría de Cornellà de Llobregat (Barcelona) con un cuchillo en la mano y al grito de “Alá es grande”, según fuentes policiales. El ataque se produce tres días después del primer aniversario de los atentados de Cataluña, que dejaron 16 víctimas mortales y se convirtieron en el mayor atentado terrorista después del 11-M. La Audiencia Nacional señala la “apariencia” de un ataque terrorista. Los Mossos darán una rueda de prensa a las 12 horas para informar sobre los hechos.

Según han informado a Efe fuentes cercanas al caso, el hombre ha acudido a la comisaría de Cornellà minutos antes de las seis de la mañana, a las 5.52 horas, y, tras franquear la puerta de acceso, se ha dirigido hacia una agente que era responsable de la recepción de la comisaría, mostrando un cuchillo al grito de “Allahu Akbar” (Alá es grande).

La mossa y el sargento jefe de turno, que estaba en un despacho contiguo, le han pedido que depusiera su actitud, si bien el hombre se ha abalanzado sobre la agente, momento en el que los policías han abierto fuego y le han abatido, según las fuentes consultadas.

El agresor, que según las primeras informaciones estaba identificado como Abdelouahab T. en su NIE, es natural de Argelia, nacido en abril de 1989, y no tiene antecedentes policiales. La sala de mando de los Mossos d’Esquadra ha avisado de lo ocurrido tanto al resto de comisarías de la policía autonómica catalana como al resto de fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Según ha explicado el cuerpo policial en Twitter, están investigando los hechos, ocurridos poco antes de las 6.00 horas de este lunes, para “determinar las circunstancias exactas y también para determinar la motivación de los mismos”.

Los Mossos han acordonado una calle de Cornellà durante la investigación

Los Mossos d’Esquadra se encuentran registrando la casa del atacante de la comisaría en busca de pistas que puedan ayudar a esclarecer los hechos. La vivienda fue localizada pero la policía tuvo que esperar a la emisión de una orden judicial para proceder al registro en el domicilio, han informado fuentes de la investigación.

Según ha informado el cuerpo policial en las redes sociales, han acordonado una zona para continuar la investigación. “Dispositivo policial en marcha en c/ Garraf de Cornellà de Llobregat en el marco de la investigación en curso. Se ha acordonado la calle por seguridad. Si os encontráis en la zona seguid las indicaciones para facilitarnos el trabajo”, han publicado los Mossos en Twitter.

La Audiencia Nacional investiga la causa

La Fiscalía de la Audiencia Nacional no descarta que el ataque perpetrado por un hombre con un arma blanca en una comisaría de Cornellà sea calificado de terrorista, según han informado a Europa Press fuentes de este departamento.

Los hechos serán investigados por la Audiencia Nacional, de acuerdo a las mismas fuentes, que a puntan a que “indiciariamente la apariencia del hecho puede ser de terrorismo” si bien es pronto para determinar la calificación. La Audiencia Nacional es la encargada de instruir los casos relacionados con terrorismo, de manera que la hipótesis de ataque yihadista cobre fuerza en la instrucción de este caso.