Lidia, la mujer agredida el sábado en Barcelona cuando recogía del suelo lazos amarillos junto a su pareja -militante de Cs- y sus tres hijos, ha presentado finalmente una denuncia contra su atacante por un delito de lesiones agravado por la «motivación ideológica» del incidente. Así lo ha confirmado la formación política, que por su cuenta ha presentado otra denuncia por un «delito de odio» ante la Fiscalía Superior de Cataluña, tal y como informó este martes el presidente de la formación, Albert Rivera.

La mujer, de origen ruso, paseaba el sábado por el centro de Barcelona. Cerca del Arco del Triunfo comenzó a recoger del suelo lazos amarillos caídos de las verjas del parque de la Ciudadela para tirarlos a la basura. En ese momento, un hombre comenzó a increpar a la familia amenazando con llamar a la Guardia Urbana y mandando callar a la mujer al grito de «extranjera de mierda». Según la versión del agresor, lo hizo porque la familia estaba «ensuciando» la ciudad.

La discusión acabó en trifulca, con el agresor golpeando con dureza la nariz de la mujer, que debió ser atendida en el Hospital del Mar por contusiones y heridas severas, sin llegar a la fractura que se manejó en un principio. Pese a que fue dada de alta el sábado a las seis de la tarde, el domingo tuvo que volver al hospital porque seguía sin encontrarse bien. De hecho, según el relato del marido, la denuncia no se ha producido hasta este martes porque la mujer no se encontraba en condiciones de acudir a comisaría.

El agresor, que fue identificado pero no detenido por los Mossos d’Esquadra, ha negado que su actuación tuviese una motivación política. Una versión a la que se han agarrado rápidamente partidos y prensa independentista, que acusan a Ciudadanos de distribuir fake news en este caso. Tampoco ha descartado presentar una denuncia propia.